Analizan bancos centrales moneda digital (Reforma)

Publicado: 31 mayo, 2021

Diversos bancos centrales alrededor del mundo muestran mayor interés en tener una moneda digital, con la cual, dicen, mejorarían los mecanismos de pago.

De acuerdo con un informe de SWIFT y Accenture sobre las monedas digitales de los bancos centrales (Central Bank Digital Currencies o CBDC, por sus siglas en inglés) la exploración de estas monedas está ganando velocidad.

Consideran que habría mejoras en los pagos del comercio minorista digital y serían una forma de responder a las criptomonedas privadas que podrían amenazar el papel del dinero fiduciario.

Sin embargo, las CBDC emitidas por un banco central presentarán nuevos desafíos y oportunidades que requerirán desde comprender cómo se podría utilizar esta forma de dinero digital en los sistemas de pago, hasta la adopción de soluciones para la infraestructura que se necesitará.

En México, el Banxico dice que la emisión de una moneda digital requiere de un análisis más profundo por los riesgos que conlleva en el manejo de datos e información, además de las implicaciones en política monetaria, regulación e impacto en los pagos transfronterizos.

SWIFT y Accenture dicen que el enfoque inteligente será construir nuevas soluciones y combinarlas con las existentes para obtener el máximo beneficio.

El desarrollo de soluciones de pago basadas en CBDC debe considerar infraestructura, identidad digital, estándares y datos enriquecidos, interoperabilidad e integración dentro de la infraestructura nacional, privacidad y acceso, así como un mecanismo de distribución, describieron.

Destacan ventajas

Factores que impulsan la exploración y adopción de una moneda digital (CBDC) a nivel global.

  1. Reducir el uso de dinero físico.
  2. Contrarrestar el riesgo de que se utilicen “monedas” privadas para las transacciones.
  3. Impulsar la inclusión financiera.
  4. Habilitar la innovación en mercados mayoristas.
  5. Mejorar la eficiencia de los pagos para reducir costos y riesgos.

Fuente: SWIFT y Accenture.

Fuente: Reforma, Negocios, 31 de mayo, 2021