ANTAD pide que vuelvan los candados para apoyos sociales

Publicado: 20 abril, 2020

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) negocia con la Secretaría de Economía, Bienestar y Salud el restablecimiento de candados a los apoyos sociales de personas como los adultos mayores, además de que sus afiliados sean considerados como dispensadores de medicamentos. La entrega de apoyos sociales en las administraciones anteriores se hacía con ‘candado’, es decir, las tarjetas de los beneficiarios solo podían utilizarse en establecimientos comerciales que las aceptaran, y únicamente se podía comprar alimentos, bebidas, artículos de higiene o limpieza, ropa y calzado. Con la nueva administración, los plásticos se convirtieron en tarjetas de débito y el usuario puede acudir a un cajero y retirar el dinero, cuya medida ha tenido un impacto en los ingresos de la ANTAD, pues cayeron 84 por ciento las ventas provenientes de los apoyos sociales a los adultos mayores. “Seguiremos insistiendo que no tiene lógica el estar usando escasos recursos fiscales para que se vayan a la informalidad y no se recicle en la economía formal, eso lo vimos con la Secretaría de Economía, quedamos de insistir en el tema y una reunión con la Secretaría del Bienestar para un mecanismo más moderno en que el pago de los apoyos se haga en dispositivo móvil y se pueda hacer el pago con CoDi”, reveló en entrevista Vicente Yáñez, presidente de la ANTAD. Yáñez explicó que se reparten más de 300 mil millones de pesos en programas sociales, de los cuales se podrían recuperar en IVA al menos el 8 por ciento, si se hicieran solo redimibles al comercio formal, un estimado de 24 mil millones de pesos. En otros temas, adelantó que conversan con la Secretaría de Salud para que las 35 mil farmacias de sus agremiados como Farmacias del Ahorro, Farmacias Yza, entre otras que incluso están dentro de los autoservicios, puedan intercambiar los medicamentos que requieren los pacientes del IMSS e ISSSTE. “Para qué tenemos sistemas complicados de adquisición y almacenaje y dispensación de medicinas en farmacias de gobierno que pues no son rentables o eficientes como las que ya tiene el sector privado y que podría hacerse lo mismo con una tarjeta o vale electrónico que al salir de la consulta el paciente pudiera ir a la farmacia que le queda cerca por la medicina y se haga solo una compensación que seguramente ahorraría miles de millones de pesos en no utilizar una infraestructura moderna”, consideró Yáñez.

Fuente: El Financiero / Distrito Federal / Internet, Información, 04:50, 20/04/2020

Socios Estratégicos