Antoja comer por internet

Publicado: 14 agosto, 2017

Gastan consumidores 1 millón de pesos diarios en pedir alimentos en línea. Crecen ventas de comida realizadas por computadora o app 50% en 2016. En 2016, consumidores mexicanos gastaron diariamente 1 millón de pesos en pedir comida a través de internet o aplicaciones de las empresas a domicilio.

Vender comida por internet es un negocio pujante, sobre todo en urbes como la Ciudad de México donde el desplazamiento físico a un restaurante se complica.

Las ventas de comida en línea, realizadas desde una computadora o aplicación en un celular, crecieron 50 por ciento en 2016, respecto al año previo, al cerrar con 397.4 millones de pesos, según datos de Euromonitor International.

Se espera que al concluir el presente año el crecimiento sea de 35 por ciento, respecto al actual y firmas como Sin Delantal, Rappi y Uber Eats hasta ahora han sido las más beneficiadas por este proceso.

“Lo uso por comodidad y practicidad porque en ocasiones no puedo descuidar mi trabajo de oficina para desplazarme hasta algún lugar”, dijo Enrique Medina, usuario de estos servicios.

Sin Delantal nació en España en 2010 y llegó a México en 2012.

El modelo no se enfoca en la contratación de repartidores, pues son los propios restaurantes los que tienen su equipo de distribución y la empresa recibe como ganancia un porcentaje por cada una de las entregas que se hizo a partir del contacto de su plataforma, explicó Ronaldo Sugii, director de marketing de Sin Delantal.

Resaltó que cada mes en su volumen vendido, Sin Delantal -que en 2016 adquirió Hellofood- registra un alza de 15 por ciento desde marzo pasado y realiza más de 250 mil pedidos mensuales en las más de 50 ciudades del País en las que opera. Actualmente tiene alrededor de 3 mil 500 restaurantes afiliados a nivel nacional.

A nivel global, opera en países como Colombia, Argentina, España, Inglaterra, Francia.

Otra de las compañías es Rappi, que nació a principios de 2015 en Bogotá, Colombia y entró a México a finales de ese año, la cual sí cuenta con repartidores, quienes se quedan con el 100 por ciento del costo del envío, además de sus propinas, explicó Sebastián Mejía cofundador de Rappi.

Esta empresa tiene operaciones en nueve ciudades tanto en México, Colombia y Brasil.

En el País esta empresa -que entre sus inversionistas está Sequoia, que a su vez es inversionista de Silicon Valley- tiene un total de 2 mil restaurantes dentro de su catálogo y opera en la CDMX, Guadalajara y Monterrey.

Uber Eats es otra empresa que empezó a operar en octubre de 2016, siendo México el primer país de América Latina en el que comenzó funciones, según la consultoría.

Para varios restauranteros este modelo es conveniente porque evitan algunos gastos, destacó Hugo Vela, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Las ventas realizadas en restaurantes establecidos crecieron 4 por ciento en 2016.

“El menor crecimiento de la categoría offline se debe a que ya es un sector maduro, mientras la categoría on line representa una naciente y más dinámica, que crece desde una base más pequeña”, destacó Amanda Bourlier, analista senior de la consultoría.

Navegación de pedidos

Cada año crecen las ventas de comida online en el País y se estima que para 2020 rebasen los mil millones de pesos.

Ventas online

(Millones de pesos)

201394.4
2014188.9
2015265.0
2016397.4
2017*535.2
2018*701.4
2019*883.8
2020*1,093.5

*Expectativas. / Fuente: Euromonitor International.

Fuente: Reforma, Sección Negocios, Agosto 14, 2017

Socios Estratégicos