Cedimos más en lo laboral (Reforma)

Publicado: 4 agosto, 2021

Reconoce Clouthier que se abrió la puerta a EU un poco más de lo debido. Considera la principal atención de México en T-MEC a reglas de origen automotriz

México cedió más de lo que debería en materia laboral dentro del T-MEC, señaló la secretaria de Economía Tatiana Clouthier.

“Creo que a lo mejor concedimos un poquito más de lo que debiésemos desde la perspectiva en la parte del acompañamiento laboral”, dijo en entrevista en Entredichos.

Aseguró que la reforma laboral en México no se debe al tratado comercial, sino al impulso de la actual Administración y el trabajo legislativo, que apuntó a la búsqueda de mejoras en la democracia sindical.

Sin embargo, acompañado de los ajustes en el tratado comercial, se abrió un espacio que podría interpretarse como la posibilidad de que los socios comerciales intervengan en las decisiones internas del País en materia laboral, a través de la vigilancia y acompañamiento del cumplimiento que se acordó en el tratado.

“Este acompañamiento y observancia, la pregunta es: ¿el que yo te acompañe y observe quiere decir que tengo derecho a meterme en las decisiones internas que tomes o no? Y ahí es donde podría interpretarse que abrimos la puerta un poquito más de lo que debimos”, apuntó la titular de Economía.

El tema laboral y la posible vigilancia presencial por parte de Estados Unidos en México, fue uno de los más controversiales en la negociación del tratado y que se incluyó en la parte final del proceso.

Mientras que a Estados Unidos el tema que más le preocupa es el laboral, dijo, una de las principales preocupaciones de México y que más le podrían estar afectando es el de reglas de origen del sector automotriz.

Refirió que los productores de autopartes le han explicado que las diferencias de interpretación en el cálculo de las reglas de origen les estaría elevando los costos a nivel de producto terminado y favorecería a los productores de autos japoneses y alemanes, mientras que la región perdería competitividad.

Según explicó, Estados Unidos tiene una interpretación diferente en el cálculo de los porcentajes, pero hizo énfasis en que no se trata de una mala redacción del tratado, sino una forma de interpretación sobre la que se está dialogando.

Entre otros temas que se están trabajando constantemente, la funcionaria aseguró que se trata de aquellos que han existido históricamente y entre los socios están ahí, y es muy probable que sigan siempre, que en el caso de México son el agrícola, pues el gran volumen de intercambio en este sector permite que las fricciones se den por determinados productos.

“Muchos productos de lo que llamamos estacionalidad, en un momento lo pelean ellos en otro momento lo peleamos nosotros. Ahorita nosotros estamos discutiendo un tema el tomate, ellos están discutiendo un tema con la papa, que aunque está fuera del T-MEC es algo que le duele a EU”.

Afirmó que a diferencia del TLCAN, el T-MEC es un documento vivo que permite varios niveles para trabajar puntos en lo que no se está de acuerdo con los otros socios, que incluye el dialogo en primer instancia, la revisión, consulta y finalmente la resolución de disputas.

Fuente: Reforma, Negocios, 04 de agosto, 2021