CoDi avanza, pero no a la velocidad esperada (El Economista)

Publicado: 12 julio, 2021

A casi dos años de que se puso en operación la plataforma de cobros digitales, CoDi, que permite realizar pagos desde el teléfono celular de forma gratuita, hay avances en el proceso de enrolamiento de cuentas y operaciones, pero no a la velocidad que se esperaba.

Cuando se lanzó esta plataforma por parte del Banco de México (Banxico), los bancos comerciales y otros intermediarios financieros, en septiembre del 2019, se proyectó que un año después, en septiembre del 2020, habría 18.1 millones de usuarios y 28 millones de transacciones.

Sin embargo al 7 de julio pasado, con base en información del Banxico, había 9.6 millones de cuentas validadas y apenas 2.57 millones de transferencias realizadas.

Especialistas han dicho que tales cifras obedecen, en parte, a que se a través de la pandemia y el consecuente cierre de actividades, justo cuando las instituciones involucradas estaban en el proceso de enrolar a más negocios.

No obstante, también reconocen que para que haya una mayor explosión en el uso de CoDi, se requiere, además, de una mayor educación financiera, que algunos pagos como los de servicios públicos sean obligatorios; que se sumen más negocios ¿incluidas grandes cadenas comerciales¿; y que se trate de un proceso más ágil.

Mayor educación financiera Rodrigo Kuri, director general de banca de consumo de Citibanamex, uno de los bancos comerciales que más ha impulsado al CoDi comentó recientemente que, para que haya una explosión masiva de esta herramienta es necesario que el pago de algunos servicios públicos como luz y agua, puedan realizarse a través de esta plataforma que corre por la carretera del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) del Banxico.

“Servicios que todos los mexicanos consumimos todos los meses, y el poder hacerlo con CoDi propiciaría una adopción en donde la gente aprendiera de una manera mucho más productiva cómo llevar a cabo su uso “, comentó.

Agregó que si eso se complementa con una mayor educación financiera, en donde los bancos sean proactivos sobre cómo darse de alta y usarlo, podría haber una explosión masiva del CoDi.

El uso de CoDi, se requiere, además, de una mayor educación financiera, que algunos pagos como los de servicios públicos sean obligatorios; que se sumen más negocios ¿incluidas grandes cadenas comerciales¿; y que se trate de un proceso más ágil.

Pensar en no bancarizados Para Carlos Marmolejo, integrante del comité fintech de la Asociación de Bancos de México (ABM), aunque se trata de una iniciativa interesante del propio Banxico, hoy se usa por clientes que ya tienen banca móvil, por lo que se tiene que pensar en los que no sólo no están bancarizados, sino también en los que no han entrado a un proceso de digitalización, para hacerles más fácil su uso.

“Tenemos que ir trabajando en esas etapas para que más opciones de pago estén en el mercado, y nos faciliten el pagar desde un teléfono operaciones de muy bajo valor, sin necesidad de estar tan conectados”, expuso el jueves pasado.

De acuerdo con un análisis de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), hoy, de las 53.8 millones de personas que tienen una cuenta de depósito asociada a un telé- Pensar en no bancarizados Para Carlos Marmolejo, integrante del comité fintech de la Asociación de Bancos de México (ABM), aunque se trata de una iniciativa interesante del propio Banxico, hoy se usa por clientes que ya tienen banca móvil, por lo que se tiene que pensar en los que no sólo no están bancarizados, sino también en los que no han entrado a un proceso de digitalización, para hacerles más fácil su uso.

“Es decir, todavía existe una baja utilización”.

A la fecha, además de pequeños negocios, algunas de las grandes empresas que ya aceptan pagos con CoDi son: La  Comer, Chedraui y Telmex.

Nuevas funcionalidades En su más reciente “Informe sobre las infraestructuras de los mercados financieros 2020”, el Banxico (desarrollador y administrador del CoDi) reveló que, actualmente, se analizan nuevas funcionalidades para el uso de la infraestructura de CoDi y las transferencias.

“En este momento se trabaja en implementar una nueva funcionalidad, orientada hacia la facilitación de la recepción de transferencias”, apunta.

Fuente: El Economista, Información ,Finanzas y dinero ,Edgar Juárez, P9, 12/07/2021