Da sistema laboral fuerza a Profedet

Publicado: 16 diciembre, 2019

En el nuevo sistema de justicia laboral, la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) será una pieza clave en la conciliación, ya que tendrá la facultad de acompañar y asesorar a los trabajadores en caso de un juicio.

Para Carolina Ortiz, titular de la Profedet, actualmente llamar a la conciliación es como “un llamado a misa” y por ello en el nuevo modelo laboral se apuesta a un acercamiento entre las partes en conflicto.

“Actualmente las procuradurías llamamos a la conciliación pero es como llamar a misa, en el nuevo modelo de justicia laboral está apostando a la conciliación. Las personas que quieran iniciar un juicio tendrán que acudir previamente a una instancia que van a ser los Centros de Conciliación”, aseguró en entrevista.

Entre enero y noviembre de este año, la Profedet ha atendido más de 200 mil asuntos, de los cuales 175 mil se refieren a asesorías. Otros 10 mil 500 corresponden a demandas nuevas, que no se llegaron a conciliación y otros 500 amparos en contra de laudos que no están apegados a derecho.

Con la reforma laboral, la Procuraduría trabajará en paralelo con los Centros de Conciliación (los cuales sustituirán a las Juntas Locales) y dará asesoría a trabajadores, sindicatos y los propios centros.

“Vamos a jugar un papel importante en la transición en el nuevo modelo de justicia laboral porque las procuradurías estamos facultadas por ley a dar asesoría a los trabajadores pero también a sus sindicatos. En este momento de la transición las procuradurías tenemos facultad para apoyar a los sindicatos que requieran legitimar sus contratos colectivos”, dijo.

Ortiz consideró que lograr una conciliación tiene aspectos positivos sobre los juicios laborales, ya que las partes podrán tener una resolución mucho más expedita porque llegarían a ella de manera voluntaria.

De acuerdo con las estadísticas de la Profedet, 40 por ciento de los juicios que lleva la dependencia son contra Afores, otro 20 por ciento contra el IMSS y 20 por ciento son demandas dirigidas al sector privado.

En el caso de las Afores, la funcionaria admitió que los casos se complican porque no se puede comprobar quién es el beneficiario.

“Las Afores muchas veces no pueden pagar sin tener un laudo que diga quién es el beneficiario. Cuando un trabajador fallece se tiene que iniciar un juicio de designación de beneficiarios, o sea a quiénes de sus parientes cercanos le toca lo que va a recibir todos los derechos que estuvo generando el trabajador.

“Parecería fácil pero no obstante, a veces las relaciones familiares también son complicadas y se debe determinar quien de todos los beneficiarios tienen derecho”, describió.

Otros juicios entablados, son en contra de organismos del Gobierno federal como ISSSTE, CFE, Pemex y Sepomex.

 

Fuente Reforma Negocios, Diciembre 16, 2019.