El CCE pondrá sus inspectores laborales

Publicado: 18 diciembre, 2019

El CCE pondrá sus inspectores laborales o queremos que nadie venga a revisar los contratos laborales, que JL_ ningún inspector externo se asome a las plantas mexicanas, que ni un solo agregado consular revise en las empresas dentro de nuestras fronteras cómo se están aplicando a pie juntiñas la Reforma Laboral creada para cumplir con los requerimientos del T-MEC.

Esta reforma establece la democratización de los sindicatos, la sustitución de sus dirigentes vitalicios mediante el voto libre, universal y directo, además de la discusión y negociación en asambleas sindicales de los contratos colectivos.

Pero, como dice el refrán “quien nada debe, nada teme”.

¿Cuál es el estado de cumplimiento de las empresas nacionales e internacionales de lo estipulado en la nueva reforma? Para curar en salud, mientras el subsecretario Jesús Seade estaba en Washington preguntando qué pasó con estas revisiones laborales, en México el CCE propuso a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social crear una oficina de verificación de cumplimientos, un departamento que se adelante a cualquier problema que surja en el flanco laboral.

“Sería una oficina pagada mitad y mitad por los empresarios y por el gobierno para resolver antes cualquier situación irregular y eso nos evitaría muchos problemas”, me dice el propio presidente del CCE, Carlos Salazar.

Ya habría un primer acuerdo para tener esta oficina operando a partir del primer semestre de 2020 desde la propia Secretaría del Trabajo.

Lo cierto es que más allá de las ‘buenas prácticas’ que se tengan (aunque tampoco queda claro a qué se refiera en el texto final del T-MEC) estos agregados laborales “abren la posibilidad de una serie de prácticas proteccionistas que antes no teníamos”, me comenta Juan Carlos Baker, ex subsecretario de Comercio Exterior de la SE y quien llevó toda la negociación de este TLC hasta la firma de los tres países en noviembre del año pasado.

“El T-MEC es una versión un poquito proteccionista, no es mejor que el TLCAN, pero es mejor que nada, definitivamente, no nos dejó en el hoyo de la incertidumbre, pero (debemos) entender que se movió la aguj a hacia el proteccionismo”, declaró esta semana Manuel Sánchez, ex subgobernador del Banco de México.

Porque no es nueva la manera en la que los sindicatos de EU y otra serie de grupos de poder ¿ también proteccionistas¿ han apuntado con su artillería pesada sobre México.

Hay antecedentes con el jitomate, el aguacate, el azúcar y todos los casos de dumping en los que nos hemos visto envueltos durante el TLCAN.

“Ahora estos sectores pueden decir que en nuestro país no se respetan las condiciones laborales y pedir que por esta razón se deténganlas exportaciones”, agrega Baker.

La oficina mixta que propone el CCE buscaría adelantarse a estos paneles y no ser reactivos frente a los casos que puedan llegar a manos de los futuros agregados laborales estadunidenses.

Establece la democratización de los sindicatos, la sustitución de sus dirigentes vitalicios

 

Fuente: Milenio Estado de México, Columnas Económicas ,Barbara Anderson “Nada personal, solo negocios” ,Barbara Anderson, P 28,

Socios Estratégicos