El salvavidas para el comercio exterior está en el e-commerce

Publicado: 19 junio, 2020

El comercio electrónico y el transfronterizo tienen mucho en común, sobre todo cuando una crisis sanitaria acecha a todo el mundo. En el primer caso, el crecimiento que ha tenido es evidente, y es una muestra de cómo el mercado interno ha tenido que cambiar de comerciar en físico a vender online para sobrevivir a la crisis del coronavirus.

Sin embargo, el segundo no ha tenido buenos resultados hacia el exterior, pues muchas empresas mexicanas han sufrido problemas para exportar sus productos a otros mercados.

En abril, el valor de las exportaciones de mercancías mexicanas tuvo una baja del 41% con respecto al año anterior, de acuerdo con el Inegi, y sólo logró ganancias por 23,348 millones de dólares. Esta cifra representó el mayor declive del sector en 34 años. De igual forma, las importaciones en el país cayeron un 30.48%.

Ante esto, la opción del comercio electrónico para ayudar a las empresas a vender fuera de México se apunta como una oportunidad para reactivar las transacciones.

La empresa DHGate, especializada en el comercio transfronterizo online, es una de las firmas que ha apostado por esta tendencia.

“Decidimos abrir un programa especial en esta época con el fin de que empresas de todos los tamaños puedan exportar sus productos y por ende puedan conectarse con países que son socios, como son Estados Unidos y Brasil, el programa busca digitalizar a las empresas y hacerlas más robustas”, indicó a Expansión, Eason Yi, vicepresidente del departamento de geolocalización en DHGate, una empresas especializada en el comercio transfronterizo.

“Nosotros debemos de proveer servicios para este intercambio que hay entre los compradores locales y muchos de ellos han tenido un crecimiento que no habían evidenciado en los últimos años”, precisó Yi.

En el Programa de Comercio Electrónico Transfronterizo Connect (PCETC), comercios y proveedores se pueden convertir en socios y donde se tiene un especial interés por las pequeñas y medianas empresas que hay en el país.

Yi ve en el país una oportunidad única, pues se trata de un mercado muy grande, donde hay categorías que destacan y donde hay un intercambio interesante con algunos clientes de DHGate, como Mercadolibre o Linio, quienes han potenciado ventas de pymes en el país en las últimas semanas.

El programa tiene como objetivo proporcionar una amplia gama de productos de buena calidad en todo el mundo a precios accesibles y un servicio de entrega rápida a los socios comerciales de México a través de una solución de cadena de suministro global.

Por ejemplo, el programa tiene un sistema de planeación de recursos materiales que puede ayudar a los vendedores a enlistar hasta 1,000 productos de una plataforma de comercio electrónico hacia otras plataformas en sólo tres minutos, ahorrando a los vendedores la tarea de enumerarlos 1,000 veces al hacer el registro de productos.

Un estudio hecho por PayPal precisa que poco más del 60% de los usuarios compra desde sitios nacionales e internacionales, mientras que un 30% lo hace en comercios electrónicos nacionales y un 2% prefiere hacer compras de comercio electrónico sólo en sitios internacionales.

Yi además menciona que tanto México, cómo Brasil son los mercados que más están creciendo en la región en el tema de crossover y la causa es el comercio electrónico.

“En mi opinión Brasil es uno de los mercados más parecidos en comparación con México, primero por el número de habitantes, son dos países que trabajan muy de cerca con mercados asiáticos. En el caso de México, se espera que el eCommerce crecerá en este tipo de transacciones y que tenga un cierre de año con un crecimiento en el comercio electrónico del 60%”, precisó el ejecutivo de DHGate.

FUENTEexpansion.mx

México: El salvavidas para el comercio exterior está en el e-commerce

Socios Estratégicos