Empresas de consumo piden posponer reetiquetado ante Covid-19

Publicado: 29 abril, 2020

El presidente ejecutivo del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), Jaime Zabludovsky, pidió aplazar la entrada en vigor del reetiquetado de más de 800 mil productos ante las presiones que tienen que atender por el Covid-19.

“Proponemos que se posponga la entrada en vigor de la norma 051 y que esto se haga rápido y claramente de manera que desaparezca la presión adicional que representa para la industria alimentaria mexicana”, manifestó. Al participar en la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), expuso que para el reetiquetado previsto para octubre próximo se requiere del concurso de nutriólogos, ingenieros de alimentos, diseñadores, imprentas, etcétera que no están operando normalmente por la emergencia sanitaria. Zabludovzky hizo ver que el nuevo etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas en medio de la pandemia, resulta muy caro de cumplir en la fecha indicada. “No es el momento ni el lugar para hablar de las enormes diferencias de forma y fondo que tenemos con el gobierno respecto a la norma 051, pero sí es el momento y el lugar que ante las exigencias de la emergencia sanitaria y económica, resulta muy oneroso cumplir con la fecha para cumplir en vigor en octubre próximo”, advirtió. Estableció que si bien representa todo un reto para las empresas de alimentos, es todavía más para las más de 30 mil micro y pequeñas que se encuentran enfocadas en mantener su plantilla laboral y servir a sus consumidores en las cuales caerá el esfuerzo del reetiquetado. Dijo que ConMéxico, apoya las propuestas de posponer obligaciones fiscales y adoptar una política contracíclica que proteja el empleo. Pidió una revisión exhaustiva de actividades esenciales y acusó que se limita la venta de productos en ciertas categorías en gobiernos locales. “Es urgente que la Federación incluya a toda la proveeduría y definir los criterios aplicables”, apuntó. Se requiere un marco regulatorio flexible que se adapte a la crisis sanitaria para no deprimir el consumo, consideró. Destacó que en estos momentos, lo más importante es mantener el abasto. Mencionó que pese a algunas compras de pánico iníciales, el suministro se ha sostenido y los mexicanos tienen disponibilidad de alimentos, bebidas y productos de higiene seguros asequibles. “Al día de hoy no hay desabasto, sino que la plantilla laboral opera ininterrumpida y seguramente”, afirmó. Por ello, aseguró, se ha requerido hacer un gran esfuerzo por mantener la producción, distribución y comercialización, así como la sanitizando de las instalaciones, y una capacitación de los trabajadores en hábitos de higiene, proporcionándoles equipo de protección. Señaló que dado que la crisis genera presiones, la industria está muy integrada globalmente, por lo que la depreciación del tipo de cambio está afectando la estructura de costos. Además, está presionada por las inversiones que están realizando para garantizar la higiene de las instalaciones y la salud de los trabajadores.

Fuente: El Diario de Coahuila / Coahuila / Internet, Información, 08:38, 29/04/2020

Socios Estratégicos