En dos años de vigencia, el TIPAT impulsa importaciones a México (El Economista)

Publicado: 12 abril, 2021

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) ha incrementado su importancia como región de origen de las importaciones totales de México en sus dos primeros años de vigencia.

Con su entrada en vigor el 30 de diciembre de 2018, los firmantes del TIPAT son: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam.

A la fecha, aún no entra en vigor para Brunei, Chile, Malasia ni Perú.

De todas las importaciones de productos de México, las originarias de la región del TIPAT crecieron en su participación desde 10.2% en 2018, a 11 en 2019 y a 11.5% en 2020, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Por el contrario, México ha reducido sus exportaciones a esa misma región como proporción del total de sus ventas externas de mercancías al mundo.

Esta porción era de 5.5% en 2018, pasó luego a 5.2% en 2019 y finalmente descendió a 4.7% en 2020.

En su más reciente posicionamiento sobre este Tratado, el gobierno de Canadá destacó que se ha calificado al TIPAT como un acuerdo global y moderno, que abarca prácticamente todos los aspectos del comercio y la inversión y contiene capítulos con compromisos vinculantes acerca de nuevos ámbitos, como el medio ambiente y el trabajo.

Desde la perspectiva del gobierno de Japón, se estima que los beneficios económicos de la apertura vinculada se traducirán en la creación de 460,000 empleos y que el TIPAT sirva como un nuevo motor de crecimiento para la economía japonesa.

México busca, a través de este tratado de libre comercio, impulsar sectores y productos como automotriz, aeroespacial, dispositivos médicos, equipos eléctricos, cosméticos, tequila, mezcal, cerveza, aguacate, carne de res.

Un ejemplo de los beneficios es el sector automotriz, con la eliminación del  arancel de 5% para las exportaciones de autos producidos en México y vendidos en el mercado de Australia, aunque con un comercio afectado por la pandemia de Covid-19.

A cambio, México concedió una mayor apertura a bienes sensibles como lácteos (a través de cupos en quesos, mantequilla y leche en polvo), arroz (liberalización total en 10 años) y atún, sardinas y prendas de vestir (liberalización total para los tres productos en 16 años).

De la región, México importa Sobre todo autos, aceros especializados, bienes de uso intermedio y maquinaria.

Fuente: El Economista, Información ,Empresas y Negocios ,Roberto Morales, P32, 12/04/2021