Enseñaría Biden pronto a aliados su agenda para el comercio global (Reforma)

Publicado: 30 noviembre, 2020

Durante su campaña, el Presidente electo Joe Biden destacó su intención de trabajar estrechamente con los aliados de Estados Unidos para aliviar las tensiones comerciales y presionar a China para que acate las normas internacionales.

Tendrá varias oportunidades de hacerlo pronto después de prestar juramento el 20 de enero. El flamante Presidente tendrá la oportunidad de intentar resolver una disputa de liderazgo en la Organización Mundial del Comercio que opone a Estados Unidos con la mayoría de los demás miembros.

Podría eliminar los aranceles impuestos por la Administración Trump al acero y el aluminio importados que han irritado a los socios comerciales.

Además, podría dominar el escenario económico mundial convocando una reunión de emergencia del Grupo de 20 países a principios del próximo año, como han sugerido algunos ex funcionarios económicos, un marco potencial para una cumbre extraoficial con el Presidente Xi Jinping de China.

Biden mostró esta semana su intención de dar marcha atrás al alejamiento del Presidente Trump de algunos acuerdos internacionales, al nombrar al ex Secretario de Estado John Kerry como enviado especial en materia de cambio climático, un nuevo puesto que se enfocará en la política global.

He aquí un vistazo a estas y otras áreas en las que el Presidente electo podría dejar una huella temprana en asuntos económicos y de comercio mundial.

LIDERAZGO DE LA OMC

Uno de los primeros pasos que puede tomar Biden es poner fin al impasse en la selección del nuevo líder de la OMC. La Administración Trump se ha opuesto a la candidata respaldada por la mayoría de los países miembros, Ngozi Okonjo-Iweala, ex Ministra de Finanzas nigeriana y ex ejecutiva del Banco Mundial.

La Administración Trump sostiene que Okonjo-Iweala carece de la experiencia suficiente en comercio mundial y en lugar de ello respalda a Yoo Myung-hee, Ministra de Comercio de Corea del Sur.

Cualquiera de las dos candidatas sería la primera mujer en dirigir la organización, y Okonjo-Iweala sería la primera líder de la OMC de una nación africana.

Tradicionalmente, la elección del líder de la OMC ha sido por voto unánime, por lo que una Administración Biden podría poner fin al impasse aceptando a la candidata nigeriana.

La influencia de China en la OMC es otro posible detalle. Si Yoo terminara siendo seleccionada, China podría perder su lugar como subdirector general en la OMC, dicen los analistas, ya que esos lugares se rotan entre las regiones globales para mantener el equilibrio, y Asia estaría representado vía Yoo.

Biden ha prometido trabajar más con la comunidad global, pero también prometió una postura férrea con China. La campaña de Biden no respondió a preguntas respecto al liderazgo de la OMC y otros temas relacionados con el comercio.

Brian Pomper, director ejecutivo de Alliance for Trade Enforcement, un grupo de asociaciones comerciales que aboga por que los gobiernos extranjeros pongan fin a las prácticas comerciales desleales, cree que es probable que Biden opte por la elección del consenso.

“Tendría sentido como una forma de demostrar que es más multilateral y que está dispuesto a tener en cuenta estas instituciones multilaterales”, señaló Pomper.

Él y otros dicen que Biden también debería comenzar a tomar pasos para permitir que la OMC reanude su papel como árbitro de disputas comerciales. Trump ha dicho que la OMC es injusta y su Administración ha bloqueado el nombramiento de nuevos jueces para el órgano de apelación del grupo, inhabilitando en efecto su función de resolución de disputas.

“En lo que respecta a la reforma de la OMC, tenemos que iniciar con medidas de fomento de la confianza”, destacó John Neuffer, presidente de la Asociación de la Industria de Semiconductores.

ARANCELES AL ACERO

Entre los aranceles más importantes impuestos por Trump se encuentran los que gravan el acero y el aluminio importados. Los gravámenes del 25% al acero y del 10% al aluminio fueron impuestos por motivos de seguridad nacional, y Trump dijo que eran necesarios para proteger una industria vital para la defensa nacional.

Sin embargo, los aranceles han proporcionado beneficios mixtos a las empresas siderúrgicas estadounidenses y han perjudicado a los fabricantes estadounidenses que enfrentaron aranceles de represalia o costos más altos de acero importado.

Washington ha eximido de los aranceles a varios países amigos como Australia, México y Corea del Sur, pero mantuvo a otros en la lista, incluyendo a la Unión Europea y Japón.

Los expertos dicen que eliminar esos aranceles a los aliados durante los primeros meses contribuirá en gran medida a suavizar los lazos con los socios, en particular Europa, antes de que la nueva Administración comience a abordar los crecientes retos comerciales bilaterales.

Una disputa de mucho tiempo respecto a los aviones Boeing Co. y Airbus SE se intensificó este mes con la amenaza europea de imponer 4 mil millones de dólares en aranceles de represalia a los productos estadounidenses. Mientras tanto, crecen las tensiones por los impuestos europeos a los servicios digitales que afectan a las empresas de tecnología estadounidenses.

“La señal más fuerte que puede enviar el Presidente electo Biden es simplemente derogar (los aranceles). Eso está totalmente dentro de su autoridad”, dijo Michael Smart, director administrativo de Rock Creek Global Advisors y ex congresista demócrata y asistente en la Casa Blanca.

Para evitar la oposición de sindicatos, legisladores y empresas nacionales, Smart dijo que la nueva Administración podría introducir generosos pasos de monitoreo de importaciones para los aliados, similares a los ofrecidos a México y Canadá a través del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá.

AUTORIDAD DE PROMOCIÓN COMERCIAL

La nueva Administración debe decidir qué hacer con la autoridad de promoción comercial: legislación especial que permite a los funcionarios comerciales presentar cualquier acuerdo comercial al Congreso para su aprobación expedita.

La autoridad actual expirará el 1 de julio y el proceso de renovación será contencioso debido a diferencias partidistas respecto a la protección a los trabajadores y el medio ambiente en acuerdos comerciales futuros, particularmente si los republicanos mantienen el control del Senado.

¿CUMBRE DE EMERGENCIA G-20?

Varios ex funcionarios de administraciones demócratas, incluyendo al ex Secretario del Tesoro Larry Summers, han hecho un llamado a Biden para que busque una cumbre de emergencia de las naciones del G-20 a principios del próximo año para establecer una agenda global para la recuperación de la pandemia del coronavirus.

Los líderes podrían apoyar un estímulo fiscal sostenido para asegurar el crecimiento y prometer asistencia a las naciones en desarrollo. Revitalizar la OMC también podría ser un tema, dicen los ex funcionarios.

Edición del artículo original

Fuente: Reforma, The Wall Street Journal, 30 de noviembre, 2020

Socios Estratégicos