Entrevista Carlos Salazar Lomelín Seguiré intentando convencer a AMLO

Publicado: 23 julio, 2020

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE. Buscará empresario que propuestas de IP para reactivar economía sean consideradas

En una entrevista exclusiva, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), destaca los cambios propuestos para mejorar el sistema de pensiones en México como un paso en la dirección adecuada. Un logro importante en los tiempos tan difíciles que se viven. El dirigente empresarial sostiene que seguirá intentando convencer al Presidente para que adopte sus propuestas y que México pueda así despegar más rápido. “Lo seguiré intentando. Y si se enoja, que se enoje”.

A continuación un extracto de la entrevista.

Al representar la reforma un mayor costo para las empresas, ¿se generarán menos empleos o habrá menos aumento a los sueldos?

No. Normalmente cuando hay un aumento, parte es al salario y parte a prestaciones. Primero, este nuevo esquema empieza a correr hasta 2023 cuando pase la pandemia y va ir sumando un punto adicional durante 8 años. Nuestra sugerencia a todas las empresas es que (el punto porcentual) se negocie dentro del paquete de las prestaciones. Es decir, si le ibas a dar 7 por ciento de aumento al trabajador, dale 6 por ciento al salario y un punto se lo dejas en el cochinito.

Los países desarrollados tienen una tasa de ahorro para el retiro del 20 por ciento del sueldo. Los cambios propuestos llegarán al 15 por ciento. Una cosa que se tendrá que ver en el futuro es sumar a esta cifra el 5 por ciento que se aporta para el Infonavit. Con eso llegaríamos en México a ese 20 por ciento. Quizá sea de los temas que se traten en la discusión en el Congreso.

La aportación de la empresa sería de las más altas del mundo. En Chile por ejemplo, el trabajador aporta 11.2 por ciento del sueldo y el patrón sólo 1.2 por ciento. ¿Deja el nuevo plan en desventaja competitiva a las empresas mexicanas?

No, por lo que comentamos antes de que sería parte del aumento. En México tenemos salarios mucho más bajos que en Chile. Ahorita debemos concentrarnos en mejorar el salario de nuestros trabajadores. Ésa ha sido una de las banderas de la IP.

El Gobierno apenas aporta 0.225 por ciento al retiro del trabajador. ¿No podría él aportar más?

Lo que pasa es que hay que sumarle las pensiones universales que se están entregando a los adultos mayores, eso la incrementa. Otra cosa que logramos, fue propuesta nuestra, es que esa cuota social se concentre en los trabajadores más necesitados. Sólo se aportaría a los que tengan ingresos menores a cuatro salarios mínimos mensuales. No tiene sentido social que se entregue a los que ganamos más.

Dadas las mayores expectativas de vida otros países han considerado extender la edad de jubilación. ¿Y en México?

No se consideró ahorita. Una cosa que metimos en la iniciativa es que tenga revisiones periódicas para que se puedan considerar asuntos como éste. Si la esperanza de vida del mexicano sigue creciendo, se podría considerar. La propuesta del CCE es que la primera revisión sea al terminar el ajuste de las aportaciones de las empresas, en el año 2031. Y posteriormente serían cada seis años.

Hace poco criticó fuertemente al Gobierno por no apoyar a la planta productiva y al empleo por la pandemia. ¿Cómo ve el resto del año?

Este año será pésimo. Creo que estaremos rondando un decrecimiento del PIB del 10 por ciento. El Presidente explicó claramente nuestras diferencias. Él dijo que nuestras soluciones eran neoliberales. Ésa fue la gran diferencia y el desencuentro fuerte. Creo que vamos a ver las consecuencias en los resultados del año.

¿Seguirán intentando convencer al Gobierno para apoyar al empleo?

R: Él se va a dar cuenta. El Presidente le apuesta a que la economía de Estados Unidos se va a recuperar muy rápido y que parte de eso nos va a jalar. Tiene en parte razón. Pero yo quiero convencerlo de que si a eso le agregamos por ejemplo hacer algo al respecto de los mil 600 proyectos del plan de infraestructura que le propusimos, despegamos mucho más rápido. Yo trataré de seguirlo convenciendo. Y si se enoja, que se enoje.

Con la cancelación de Constellation y los cambios de reglas en el sector eléctrico, ¿cómo ve las perspectivas para la inversión con la firma del T-MEC?

No se puede así. Yo espero que eso lo podamos también modificar. En la cuestión eléctrica quizá la CFE tenga algo de razón. Pero en lugar de sentarse, como sucedió con los gasoductos, se toman decisiones unilaterales basadas en ideología que mandan mensajes equivocados.

¿Qué más proyectos ve de la IP hacia adelante?

Ya que se apruebe esta propuesta, quiero trabajar los meses que me quedan al frente del CCE para empezar a trabajar en la reforma fiscal. Pero de a de veras. Que cambie la estructura, que meta a la informalidad a pagar impuestos.

“Yo trataré de seguirlo convenciendo. Y si se enoja, que se enoje”.

Fuente: Reforma, Negocios, Julio 23, 2020

 

Socios Estratégicos