Etiquetado frontal nutricional: cierra filas IP

Publicado: 13 enero, 2020

Un mes después de que cerró el plazo para la consulta pública sobre el proyecto de modificación de la NOM 51 que regirá el nuevo etiquetado frontal nutricional, el Consejo Coordinador Empresarial, la Concamin, la Concanaco y el Consejo Nacional Agropecuario demandan a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) que en su dictamen considere los más de cinco mil comentarios presentados en lo que se estableció como un récord de participación.

ConMéxico, que agrupa a los principales fabricantes de productos de alimentos y consumo, se centró en la NOM 51 después de que perdió la batalla en el Congreso que, en octubre pasado, concluyó con la aprobación de las reformas a la Ley de Salud para que el nuevo EFN siga el modelo chileno de sellos de advertencia.

ConMéxico pidió al sector privado una mayor participación en la consulta pública y en el comunicado emitido el viernes, los cuatro organismos empresariales solicitaron que el nuevo etiquetado esté basado en: evidencia científica, sea congruente con el marco jurídico nacional e internacional, informe con datos precisos sobre sus contenidos y advierta, clara y verazmente, sobre las calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio.

El temor de las empresas es que, pese al esfuerzo de reformulación, la gran mayoría de los llamados “productos o comida chatarra” incluyan dos o más sellos de advertencia y se desplomen las ventas, lo que, por cierto, no ha ocurrido en el caso de los horribles pictogramas de las cajetillas de cigarros.

ConMéxico insiste en que el grave problema de la obesidad en México debe combatirse de forma integral, sin satanizar productos específicos, sino fomentando mejores hábitos alimenticios y una mayor movilidad. Se quejan también de que, únicamente, los alimentos que se venden en la economía formal tendrán el nuevo etiquetado y los sellos de advertencia, pero no así los productos que se venden en la calle, tianguis o mercados. Sin embargo, el nuevo EFN sí es un paso importante en el combate contra la obesidad en México, la cual resulta ya una verdadera epidemia. A la par, el presidente López Obrador anunció que habrá una campaña nacional de orientación nutricional.

HERRERA-YORIO, ÉXITO EN COLOCACIÓN

El Premio Naranja Dulce es para el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y para Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, por el éxito en la colocación de bonos por un monto total de dos mil 300 millones de dólares (mdd), de los cuales, mil 500 fueron a 10 años, y 800 mdd por la reapertura del bono con vencimiento a 2050, emitido en julio pasado. La tasa de 3.25% fue la más baja en la historia para bonos en dólares y la demanda fue de 6.4 veces, lo que refleja confianza de los inversionistas en México.

EN INSABI SIGUEN LOS PROBLEMAS

El Premio Limón Agrio es para Juan Antonio Ferrer, director general del Instituto de Salud para el Bienestar, quien no tiene experiencia ni en el sector salud ni en administración pública. El arranque del Insabi fue caótico por los múltiples problemas que se registran a nivel nacional, porque la desaparición del Seguro Popular se realizó sin una adecuada planeación, afectando a los pacientes, quienes se quejan de falta de medicamentos y cobros excesivos, y al personal médico, por su inseguridad laboral.

 

Fuente: Dinero en Imagen / Internet, Opinión, 09:11, 13/01/2020

Socios Estratégicos