Hasta 90% de mexicanos no previene la cuesta de enero

Publicado: 3 enero, 2019

Los gastos decembrinos suelen superar las capacidades de pago de los consumidores y prueba de ello es que entre 86% y 88% de los mexicanos considera que no está preparado para la llamada “cuesta de enero”. De acuerdo con diversos estadios del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) realizados al inicio de diferentes años, únicamente 11.5% a 14% de los encuestados se anticipan para evitar este panorama que afecta a los bolsillos de las familias.

“Es una realidad que en México aún existe un rezago en la educación financiera, no hay un control en la administración”, explicaron especialistas a Publímetro.

Consejos para librar la cuesta Organiza tu presupuesto familiar: una de las principales acciones que debe realizarse en la economía familiar es revisar cuáles son sus principales gastos fijos mensuales e ir planificando los pagos de servicios básicos que se requieren en el hogar.

Sólo de esta forma se podrá tener un control en caso de que surjan gastos inesperados.

Compara precios; Internet es una opción.

Es común que las familias tengan establecidos ciertos hábitos de consumo, en muchos casos, los que no ayudan al ahorro.

Por ello, antes de realizar alguna compra es recomendable que te tomes un tiempo para revisar y comparar precios, variedad y garantía en Internet Cabe señalar que las compras online pueden traer muchos beneficios como comodidad, variedad, sobre todo, la posibilidad de encontrar más opciones y diferentes precios que se acomoden a tu bolsillo.

Cuidado con gastar de más en rebajas de invierno.

Las rebajas de invierno están por todos lados, se ofrecen productos con descuentos muy atractivos.

Pero debes tener mucho cuidado.

Puedes investigar cuál era el precio normal de ese producto que tanto te gustó antes de las rebajas y si en verdad se está haciendo el descuento mencionado.

Evita préstamos de casas de empeño.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de  Servicios Financieros (Condusef) recomendó a la gente no tomar decisiones precipitadas que incurran en más afectaciones para su bolsillo, ya que muchos en la desesperación por llegar a cubrir el fin de mes, acuden a casas de empeño para solicitar préstamos que en muchos casos resultan costosos, por lo que es mejor considerar opciones menos riesgosas como préstamos de nómina o personales.

Recomendaciones

No te dejes engañar por la aparente rapidez para el otorgamiento del crédito que ofrecen algunas empresas (no son financieras y no están reguladas por la Condusef).

Cerciórate de la identidad y registro de la institución a través del SIPRES.

Es mucho más seguro acudir con instituciones debidamente autorizadas.

No compartas información personal, contraseñas, NIP o cualquier otro dato de tus cuentas, ni realices transferencias electrónicas o depósitos bancarios, si no estás seguro de la correcta identificación de la entidad que te otorga el crédito.

Antes de dar la comisión por “gastos de gestoría”, asegúrate de la viabilidad del crédito

Compara todas las opciones de crédito posibles.

Y en las casas de empeño? Es importante tomar en cuenta que los préstamos en algunas casas de empeño resultan muy costosos”, explica la Condusef.

Por lo que además de comparar entre ellas, podrías considerar otras alternativas como un préstamo personal o de nómina.

Estas son las recomendaciones:

Compara opciones.

No dejes tus prendas en la primera * casa de empeño, tómate el * tiempo para elegir la que más liquidez te ofrezca con * una tasa de interés baja.

Checa la tasa de interés anualizada.

Algunas casas de empeño manejan tasas * muy elevadas.

Pregunta por el porcentaje de avalúo que te prestan.

Es obligación de la casa de empeño informarte claramente * antes de firmar el contrato.

Consulta la demasía.

En caso de no recuperar tu prenda y * sea vendida, la casa de empeño debe darte la diferencia * entre el valor de venta y el costo de la pertenencia.

Pregunta sobre los refrendos.

Es decir, a cuántas renovaciones tienes derecho y el au- * mentó del plazo establecido para recuperar tu prenda.

No olvides ver el CAT.

Al igual que los créditos de los bancos, los préstamos de * las casas de empeño tienen un Costo Anual Total, haz * cuentas.

Verifica el Contrato.

Cerciórate de que contenga el número de registro otorgado * por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profecoj y la fecha en que se autorizó.

Para comprobar su validez * ingresa a la página del Buró Comercial.

Si tienes alguna reclamación, la Profeco es la institución adecuada para ayudarte.

(Fuente: Publimetro, Información ,Primera Plana ,MIGUEL VELÁZQUEZ, P1, 03/01/2019)

Socios Estratégicos

 

X