Haz tu negocio más sostenible con las 5R del embalaje

Publicado: 18 junio, 2020

Para las empresas, el embalaje es esencial, sirve para transportar, proteger y entregar todos sus productos y que conserven su buen estado, pero el crecimiento de ciertas actividades, como el comercio electrónico, ha contribuido al aumento exponencial del embalaje utilizado y eso puede resultar perjudicial para el medio ambiente.

En este artículo te damos las claves para hacer un paso adelante en la lucha por un futuro más limpio y verde con las 5R del embalaje: Reducir, reutilizar, remplazar, renovar y reciclar.

REDUCIR

Cuando tu cliente recibe un pedido, en el interior del paquete se encontrará 3 cosas: El producto solicitado, los materiales de relleno y… espacio vacío. A este fenómeno le llamamos el “sobreembalaje” y ¡hay que evitarlo!

Aquí hay 2 elementos que puedes reducir: Los materiales de relleno y el espacio vacío.

Reduciendo tus materiales de relleno, por ejemplo, sustituyéndolo por papel kraft, conseguirás reducir los residuos y tu consumo de embalaje.

Reduciendo el espacio interior vacío, conseguirás reducir el peso y el volumen (y por supuesto, eso significa que podrás reducir también tus gastos de transporte).

Si en tu e-commerce hay muchos productos de diferentes tamaños y tienes poco espacio disponible para embalaje en tu almacén, nosotros siempre recomendamos las cajas con altura variable, éstas se adaptan al tamaño de tus productos, es decir, comprando una referencia de caja podrás adaptarla a muchos productos distintos sin que sobre espacio interior vacío y tengas que llenarlo con embalaje de relleno innecesario.

REUTILIZAR

Reutiliza los embalajes siempre y que estos estén concebidos desde su origen para ser reutilizados, es decir, no utilices embalaje que no esté diseñado para volver a usarlo porque esto podría dañar la imagen de tu e-commerce.

Te vamos a dar 2 ejemplos de estos embalajes diseñados para ser reutilizados:

Los embalajes de Ida y Vuelta son ideales para e-commerce que tienen un porcentaje de devolución alta, como pueden ser zapaterías o moda. Estos embalajes, que pueden ser tanto cajas, como sobres o bolsas, tienen una doble tira adhesiva que permite que si el cliente quiere devolver un producto no tenga que buscar otro embalaje diferente, puede utilizar el mismo con el que recibió su pedido.

Los embalajes de almacén de plástico, como las gavetas o las cajas norma Europa entre otras, están diseñados para soportar muchas más manipulaciones que cualquier otro embalaje. Este tipo de embalaje es ideal para logística ya que permiten ser reusados durante años.

REMPLAZAR

Si lo que pensamos es en dar un paso adelante en la lucha por un futuro más EcoResponsable, lo primero que deberíamos hacer es sustituir todos esos productos que contaminen por productos mucho más ecológicos.

Hoy en día se pueden encontrar todo tipo de embalajes que garantizan la seguridad de tus productos: bolsas de papel, cintas adhesivas de papel, cajas de cartón reciclado… todos con menor impacto medioambiental ¡ya no hay excusa para no dar ese paso!

Además, la UE prohibirá la comercialización de los plásticos de un solo uso en todo su territorio a partir de enero de 2021, mejor adelantarse a los acontecimientos.

RENOVAR

No solo se debe sustituir los productos contaminantes, sino que se deben renovar dando prioridad a los embalajes fabricados a partir de materias primas renovables.

La pasta de papel, materia prima y principal de nuestros embalajes de cartón y papel, se produce con el 70% de madera que proviene de talas de saneamiento, necesarias para el mantenimiento de los bosques, el 30% restante proviene de madera caída y madera recuperada de aserraderos.

No solo es pensar en los materiales de tu embalaje, también debes pensar de dónde vienen, ya que priorizando las compras de proximidad ayudas a reducir al máximo los trayectos de aprovisionamiento y limitar tus emisiones de CO2.

Por esa razón, en RAJA® el 95% de nuestros proveedores son europeos y el 86% de nuestros productos se compran en Europa, tenemos un Compromiso de Compras Responsables y de Desarrollo Sostenible con todos nuestros proveedores.

RECICLAR

Y, por último, y no menos importante, hay que pensar en el último ciclo de vida que se le da al embalaje utilizado: Hay que integrarlos en la economía circular. ¿Cómo? ¡Reciclándolos!

Muchas e-commerce están adoptando medidas para asegurarse que sus clientes lo hacen, muchas veces personalizando su embalaje con un pequeño mensaje que invite a reciclar todo el embalaje utilizado en el envío de sus productos.

Pero todavía nos quedan progresos por hacer para el reciclaje del plástico. El 20% de los productos de plástico fueron reciclados en 2013. El objetivo es del 80% en 2030. Hoy en día ciertos plásticos son reciclables por todos, otros solo después de la recogida selectiva en empresas.

Así que ya sabes, estas son nuestras claves para hacer tu negocio + sostenible, ¡empieza la era de embalar de manera EcoResponsable!

Haz tu negocio más sostenible con las 5R del embalaje

Socios Estratégicos