Home office para profesionales (Forbes México)

Publicado: 24 diciembre, 2020

El Covid-19 se aferra a su determinismo y ni las diferentes vacunas que ya comenzaron a aplicarse son contrapeso suficiente para evitar un nuevo encierro. La actividad económica, los encuentros de negocios y la movilidad se reducen mediante mandato estricto. Por si fuera poco, a la incertidumbre prevaleciente se agrega el pronóstico de un eminente rebrote y clima extremo que favorecen una segunda etapa crítica de la pandemia; con la consecuente oleada exponencial de contagios y la mutación del virus que ponen a temblar las magras expectativas favorables. Trabajo, educación, negocios, conversaciones, una simple reunión familiar remota llegaron para quedarse -por lo menos durante los siguientes años-. No importa tu nivel en la estructura de una organización, ni tus ingresos; la comunicación digital de la actualidad nos obliga a desarrollar nuevas habilidades, replantearnos los procesos laborales y a modificar la interacción humana. He aquí algunos fundamentales: . Sin importar las dimensiones y características de tu vivienda, elige la zona apropiada para tener la atmosfera de trabajo cómoda, necesaria, motivadora, iluminada, relajada, pero al mismo tiempo organizada, impecable, fácil de operar, libre de interrupciones. Recuerda, la naturaleza humana de algunos de tus compañeros de trabajo es fiscalizadora y entrometida; tu reputación y estilo de vida están sujetos a esta auditoría. Cuida el contexto, imagina lo que dice de ti que se vean en el fondo los trastes, una torta a medio- comer, ropa interior colgada, botellas de chela o llaves de motel. . Crear las condiciones optimas de operación requiere de facilidades, horarios, coordinación, comunicación, organización, protocolos, se requiere una reingeniería de actitudes, compatibilidad y trabajo en equipo. Es muy importante que las organizaciones gestionen el préstamo de equipos, materiales y software compartido debido a esta situación inédita, evidentemente con la salud como prioridad, pero al mismo tiempo con mantener niveles óptimos de productividad, seguridad, rentabilidad y eficiencia. . Respeta tus horarios, levántate, aséate, péinate, cumple tus rutinas de ejercicio, haz lo que estas acostumbrado dentro de los tiempos establecidos para que mantengas el ritmo, no pierdas ni la actitud ni el enfoque. No caigas en distractores, ayuda a tus familiares y mascotas a no generarlos; usa el tiempo de traslado o transporte en las cosas simples; exígete el máximo y desarrolla una agenda precisa con respeto a tus tiempos. Programa tu comida, descanso, pausas, date tiempo de relajarte y ajustar tu postura, muévete, estírate. No descuides tu estado de salud ni mental ni física y no bajes la guardia ante las tentaciones de comidas, golosinas o grasas en exceso. . Trabajar desde casa implica tener mucha concentración, no confundas carpetas, no guardes archivos privados en dominios abiertos, no uses tus plataformas de oficina para asuntos muy particulares y viceversa. Evita presumir, dar tours por la casa o abrir demasiado tu información personal, aún en el entorno laboral, si no tienes plena confianza o seguridad cuídate de las invasiones y el acoso. . Desde una silla, pantallas, gadgets, cámaras, bocinas, accesorios, software, conectores, discos de almacenamiento; iluminación, reguladores, no puedes descuidar nada. Si no quieres perder tus datos, pasar un mal rato, quedar fuera de la charla por lentitud de tu terminal o evidenciarte por tu incapacidad para administrar documentos, presentaciones, gráficos o materiales revisa tus actualizaciones y si es necesario consulta a los expertos para evitar desaguisados. . Aprovecha el tiempo extra en aprender a manejar tu gesticulación, pronunciación, articulación y manejo de la comunicación verbal en pantalla. No seas un rostro impávido o un maniquí en el monitor, usa el espacio, la distancia, apoya tu léxico con el uso apropiado de las manos, cuida los colores, texturas y escenas de fondo, que la gente vea que eres estructuradX, orientadX a resultados, elocuente y unX líder. Aprovecha los espacios digitales para promocionar tu marca personal, la interacción a domicilio permite que interactúes con tus superiores, que puedas demostrar tus cualidades, sácale provecho a esta exposición. . No descuides tu espacio, sigue las recomendaciones para que este limpio y sanitizado, seguramente no quieres usar equipo sucio, que represente un riesgo potencial de contagio. Usa todo tipo de recursos para preservar tu privacidad e identidad. Extrema precauciones, protege cualquier información personal valiosa, cuida tus datos de tarjetas, localización, fotografías, finanzas, etc. No dejes encendido o en línea tu equipo si no estas al pendiente. No olvides que no estas en un chat de amigos, usa términos profesionales y no peques de exceso de confianza, liberalidad o laxitud radical, resérvate los insultos y las opiniones personalizadas fuera de línea. No te descuides, aprende a manejar el silencio y apagar la cámara cuando sea conveniente. Cierra las ventanas inconvenientes, no dejes en línea otras conversaciones, enfócate; la impresión digital también cuenta. Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial.

Fuente: Forbes México / CDMX / Internet, Información, 07:00, 24/12/2020