Inflación baja a 4% en junio; se coloca en la meta de Banxico

Publicado: 25 junio, 2019

Una desaceleración en el crecimiento de los precios de los combustibles, tanto del gas LP como de la gasolina de bajo octanaje, permitieron que el nivel de inflación se ubicara, de nueva cuenta, dentro de la meta del Banco de México (Banxico) en 3.0 por ciento +/- 1.0 por ciento, al ubicarse en 4.0 por ciento. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalaron que la inflación de México correspondiente a la primera quincena de junio creció 4.0 por ciento a tasa anual; cifra menor a la registrada la quincena anterior, a tasa anual; cuando alcanzó 4.13 por ciento, mientras que en su comparación quincenal repuntó apenas 0.01 por ciento. De acuerdo con diferentes analistas, este incremento fue menor que el pronóstico de 0.04 por ciento y el del consenso de la última Encuesta Citibanamex, de 0.08 por ciento. A tasa anual, la inflación general se situó en 4.00 por ciento desde 4.13 por ciento en la quincena anterior.

Después de cinco quincenas por encima el índice general regresó a niveles de 4.00% a/a, al registrar su tercera moderación en la tasa interanual al hilo. Lo anterior se explica al interior del índice no subyacente, particularmente por el rubro de energía”, señaló en un análisis Ve por más. Explicó que el componente de energéticos reportó una caída quincenal de 0.76 por ciento, siguiendo el desempeño del gas LP y las gasolinas, las cuales se vieron incididas por la contracción de 15.3 por ciento en los precios internacionales del petróleo entre la segunda quincena de mayo y la primera mitad de junio. Añadió que un año antes, el rubro de energía se expandió 1.32 por ciento en su comparación quincenal, lo que explicó la caída en la tasa interanual; lo anterior, más que compensó el avance año sobre año en los precios de productos agropecuarios, en especial en el rubro de pecuarios.

Por su parte, Citibanamex explicó que la inflación subyacente quincenal ascendió a 0.16 por ciento, en línea con nuestro pronóstico de 0.15 por ciento y ligeramente mayor al del consenso de 0.13 por ciento. Por componente, los precios de las mercancías crecieron en 0.10 por ciento, debido a los incrementos en alimentos, bebidas y tabaco (0.16 por ciento)”, destacó. Po otra parte, los precios de los servicios aumentaron 0.23 por ciento; el mayor crecimiento para una primera quincena de junio desde 2000. Este incremento se debió principalmente a aumentos en los precios de servicios, excluyendo educación y vivienda, que aumentaron 0.38 por ciento, en parte por incrementos estacionales de los precios relacionados con el turismo previo al periodo de vacaciones de verano.

A tasa anual, la inflación subyacente fue de 3.87 por ciento, mayor a 3.78 por ciento registrado en la quincena anterior. Con este nuevo reporte, Citibanamex señaló que esperan que el Banco de México mantenga una postura prudente el jueves, en su decisión de política monetaria, donde anticipa que se mantendrá sin movimientos la tasa de interés referencial. “Anticipamos que mantenga la tasa de referencia sin cambios en 8.25 por ciento. En términos del tono del comunicado, creemos que continuará relativamente hawkish, en línea con el último Informe Trimestral y minutas”, sostuvo. Añadió que el Banco Central seguirá cauteloso respecto a la resistencia a la baja que presenta la inflación subyacente, como observamos hoy, a pesar de un contexto de desaceleración económica.

IGAE REGISTRA MÍNIMO AVANCE.

Asimismo, ayer, el Inegi también presentó el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de abril, el cual registró un avance marginal de 0.12 por ciento mensual, luego del desplome del mes pasado, cuando se contrajo 0.5 por ciento.

Aun cuando registró crecimientos importantes, el repunte distó bastante del pronóstico del mercado, el cual lo ponía en un repunte de 0.7 por ciento. En términos anuales y con cifras originales se registró una baja de -1.4 por ciento, mientras que con cifras corregidas por efecto calendario se tuvo un limitado avance de 0.2 por ciento. De acuerdo con Monex, la cifra registrada en el cuarto mes del año, en conjunto con el dato de marzo, presentan las menores variaciones desde diciembre de 2009. Debido a que el crecimiento del PIB de los primeros cuatro meses del año es de únicamente 0.5 por ciento y que el contexto para los próximos meses luce aún incierto, en el que se vislumbra a un panorama complejo, revisamos nuestro pronóstico de crecimiento para 2019 de 1.7 por ciento anual a 0.9 por ciento. Las actividades terciarias, fueron el principal factor para la contracción, debido a que el indicador, decreciera 0.3 por ciento mensual.

Además, de manera desglosada, los servicios profesionales y técnicos se redujeron en 3.1 por ciento mensual, la caída más pronunciada en 11 meses, mientras que el  comercio al por mayor se contrajo 0.7 por ciento y al por menor en 1.1 por ciento.

(Fuente: La Razón de México / Internet, Información, 03:29, 25/06/2019)

Socios Estratégicos