IP prepara su regreso a la actividad económica

Publicado: 25 mayo, 2020

El Consejo de Salubridad General (CSG) informó que, a partir del 1 de junio, dispondrá de un semáforo para que las entidades federativas se reincorporen a sus actividades cotidianas paulatinamente. Un calendario semanal para cada estado, con determinado color, permitirá ciertas actividades económicas, educativas y sociales con niveles de intensidad específicos. Todas las empresas y establecimientos deberán aplicar las medidas sanitarias de manera obligatoria en su entorno, las cuales serán emitidas por la Secretaría de Salud, la Secretaría del Trabajo y Prevención Social (STyPS) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El CSG liberará las restricciones para rubros laborales y escolares en municipios que no tengan registro de casos y que colinden con otros libres de la enfermedad. En el Estado de México solo 16 de los 125 municipios no han registrado casos positivos. Además de las actividades esenciales de la construcción, minería y transporte público donde se intensificará la desinfección. En la entidad la industria de la construcción emplea a más de 628 mil personas y aporta cerca de 7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector a nivel nacional, mientras que la industria automotriz representa 14 por ciento del total en el país y genera más de 42 mil fuentes de trabajo, además de la proveeduría. El gobierno estatal trabajará de la manocon Ciudad de Méxicoparaimplementar el “Plan de Reapertura a la Nueva Normalidad”, que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que el Valle de México está en semáforo rojo por el número de casos y porque diariamente se realizan 2 millones de viajes entre ambas entidades. Deben cumplir casi 70 puntos Para retomar sus actividades luego de la emergencia sanitaria, las industrias a nivel nacional deberán cumplir con al menos 70 puntos, de acuerdo con el protocolo de la Secretaría de Salud, y realizar inversiones de entre 6 mil y 10 mil pesos por trabajador, anualmente, para garantizar su integridad. La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en la entidad, Imelda Meza Parrilla, señaló que reabrir implicará adquirir charolas para limpiar los zapatos, cubrebocas, gel antibacterial, jabón líquido, así como cumplir con cursos que impartirá el IMSS y guardar la constancia de cada uno de los trabajadores. La inversión que harán -acotó- vale la pena porque es su responsabilidad y la intención es que ninguno de sus colaboradores se contagie, tanto al interior de la empresa como en el trayecto asusdomicilios, por lo que también los dotarán de un kit independiente de cubrebocas y gel antibacterial. A la fecha, 90 por ciento ha generado sus protocolos, están preparados, solo realizarán algunas adecuaciones siempre y cuando requieran presupuesto de aquí hasta diciembre para cumplir con todo. Adecuarán protocolos El presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México (Concaem), Gilberto Javier Sauza Martínez, señaló que el sector automotriz tiene un protocolo desde que paró actividades y todas las empresas Tier I y Tier II están perfeccionando lo que ya implementaron en sus matrices. “Desde hace 15 días los perfeccionan con la STyPS para poder operar, es decir, aunque el gobierno federal no entregue un protocolo, las compañías sí están preparadas; empero es necesario el protocolo oficial para saber cómo se regirán las inspecciones”. La industria de construcción, por su parte, trabajó desde hace mes y medio con la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos en dicho documento, el cual será la base para la reactivación. La industria y el comercio ya tuvieron una reunión con la Secretaría de Desarrollo Económico y de Justicia para diseñar el de salud y el de seguridad, posteriormente el de reactivación económica y las acciones a seguir. En el territorio mexiquense existen aproximadamente 2 mil 500 minas por lo que su reactivación beneficiaría a 150 mil empleados, los cuales solo estuvieron detenidos. En el caso de la industria automotriz serían aproximadamente 350 negocios, los cuales generan entre 300 y 350 mil fuentes laborales, aunque hay dudas sobre si se recuperarán todos. Industria automotriz, lista para operar Desde el 17 de marzo a la fecha, de los mil 400 establecimientos de autopartes en la entidad, 80 por ciento están en paro técnico o cerrados. En el caso del Clúster Automotriz del Estado de México (Clautedomex) más de 85 por ciento de sus agremiados están en la misma condición. De acuerdo con su presidenta ejecutiva, Elisa Crespo Ferrer, en las últimas semanas tuvieron pláticas con la STyPS para buscar alternativas previo a la reactivación. “Aquellas que permanecieron abiertas es porque en algún rubro de su portafolio fueron catalogadas como actividades esenciales”. Para evitar contrariedades, desde marzo pasado las compañías realizaron negociaciones con los sindicatos para cumplir con el pago de salarios, aunado a la conservación de empleos. Construcción y vivienda La presidenta del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Estado de México, Laura González Hernández, señaló que la reactivación económica programada para el 1 de junio se dará en los sectores más golpeados enlosúltimosaños como la manufactura, construcción, vivienday minería, los cuales representan casi 25 por ciento del PIB estatal, mismos que venían de un momento crítico en cuanto a resultados y generación de empleos.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la entidad, Enrique Maza Cotero, capacitarán a sus afiliados para que sigan los protocolos de sanidad, principalmente en los municipios que – según el semáforo del gobierno federal- se encuentranen rojo porla cantidad de casos positivos a covid-19. “Podemos iniciar actividades en todos los territorios, solo cambiará el protocolo cuando se trate de obras a cielo abierto, puentes y caminos, o bien, sean escuelas o edificios. Donde marque rojo seremos más estrictos, habrá menos trabaj adores, mayor distancia y más equipo”. Actualmente la construcción activa 185 de 262 ramas y da empleo a 6.5 millones de personas en el país, además de impulsar la fabricación de acero, cemento o concreto. De acuerdo con el Observatorio de la Construcción la reactivación será gradual y de inicio esperan restablecer entre 30 y 40 por ciento. “Entre 2019 y lo que va del año hemos perdido 400 mil empleos y esperamos recuperar algunos de manera gradual en las obras públicas y privadas. En la entidad hay 200 mil unidades que generan 2 millones de empleos directos e indirectos”. Por su parte, Manuel González, director de la Cámara Nacional de Vivienda (Canadevi) en el Valle de México, apuntó que iniciarán operaciones con 30 por ciento, aunque a la fecha cuentan con 100 empresas socias desarrolladoras y 50 operadoras, con lo cual mueven 37 ramas industriales y 10 de servicios. La inversión que en estos momentos está parada y los trámites en el Estado de México equivale a 20 mil millones de pesos por 35 conjuntos urbanos, entre interés social y media, que ascienden a 25 mil viviendas y representan 40 mil empleos permanentes y 60 mil indirectos. En Ciudad de México están parados 70 proyectos en trámite con cerca de 27 mil viviendas y proyectos mixtos, como oficinas y centros comerciales. La inversión es cercana a los 70 mil millones de pesos y crearán 40 mil empleos directos y 60 mil indirectos. “En conjunto con el Valle de México suben a 50 mil viviendas con una inversión de 90 mil millones, y 80 mil directos y 120 mil indirectos”. © 103 convenios han sido firmados ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje del Estado de México, los cuales benefician a más de 10 mil personas que laboran en empresas con actividades no esenciales.

Fuente: Milenio Estado de México, Información ,Suplementos ,ALONDRA ÁVILA, P 62

Socios Estratégicos