La Comisión de Libre Comercio: un diálogo constructivo para fortalecer América del Norte (El Financiero)

Publicado: 17 mayo, 2021

Secretaría de Economía Hoy y mañana 18 de mayo, llevaremos a cabo la primera Reunión de la Comisión de Libre Comercio (CLC) del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en la que, en representación de México, tendré el honor de presidirla junto con mis contrapartes Katherine Tai, representante Comercial de los Estados Unidos, y Mary Ng, ministra de Pequeños Negocios, Promoción de las Exportaciones y Comercio Internacional de Canadá. Este encuentro resulta de particular importancia ya que es la primera reunión trilateral de ministros responsables de comercio desde la entrada en vigor del T-MEC. En esta ocasión haremos un recuento de los avances alcanzados desde el 1 de julio de 2020 cuando los tres países pusimos en vigor un nuevo conjunto de disciplinas y reglas para impulsar nuestra relación de comercio e inversión. Tal y como lo ha expresado el presidente Andrés Manuel López Obrador en diversas ocasiones, el T-MEC juega un papel fundamental para su administración, y es sin duda alguna, una herramienta para la reactivación económica de nuestro país y de la región. Bien aprovechado, nos permitirá asegurar una mejor calidad en el crecimiento a medida que vamos superando los efectos de la pandemia sobre nuestras economías y sociedades. Esta será una ocasión para reiterar la posición de México como un socio clave y estratégico en América del Norte. Si algo nos ha enseñado la pandemia es la necesidad de fortalecer las cadenas de suministro en la región. El T-MEC permite a México ser pieza clave en el proceso de relocalización de cadenas de suministro y ofrecer sus ventajas competitivas como son costos, cercanía al mercado de Estados Unidos y Canadá, una mano de obra calificada, así como la flexibilidad y adaptabilidad de nuestro sector productivo. Además, el T-MEC nos ha permitido ampliar la cobertura de disciplinas para asegurar que nuestra región desarrolle un entorno incluyente y sustentable. En este sentido, tendremos la oportunidad de dialogar sobre temas de interés común como la implementación de disposiciones sobre temas ambientales, asuntos laborales y áreas de cooperación que buscan integrar más Pymes y sectores que tradicionalmente se han mantenido al margen de las oportunidades de la integración como mujeres, jóvenes e indígenas, a las cadenas regionales de valor. El T-MEC también ha sentado las bases para una integración de la economía digital norteamericana la cual se dinamizó de una forma vertiginosa como resultado de la pandemia de Covid-19. En esta ocasión, tendré la oportunidad de revisar la forma en la que las disposiciones contenidas en el T-MEC en materia de propiedad intelectual, comercio digital y facilitación comercial, entre otras, se han implementado para asegurar que esta dimensión de nuestra integración se materialice para beneficio de nuestros países. Esta reunión es un hecho histórico en sí, no solo por ser la primera en la era T-MEC, sino porque es la primera vez que tres mujeres comprometidas con la integración regional y con una agenda social progresista estamos al frente de la implementación de un Tratado medular para impulsar el crecimiento y desarrollo de una de las regiones más competitivas del mundo. Las discusiones que sostendremos entre los tres países permitirán reafirmar nuestro compromiso con una integración productiva incluyente, sustentable y competitiva. Nuestro mensaje a las colegas Mary Ng y Katherine Tai en la reunión de la CLC del T-MEC es claro: México es el mejor socio para asegurar la competitividad de la región. Tenemos todos los elementos, ya que el sector público, privado y trabajador estamos plenamente comprometidos y dispuestos a trabajar para lograr una integración de América del Norte y hacer frente a los retos que ha impuesto la pandemia y los nuevos tiempos. En esta nueva era de la integración norteamericana que se inicia con el T-MEC, el diálogo abierto y la comunicación efectiva con nuestras contrapartes en Estados Unidos y Canadá será una de las piezas clave para asegurar que logremos los resultados que todos esperamos de este acuerdo. Sin duda alguna, esta primera reunión ministerial será una oportunidad que aprovecharemos para estrechar vínculos con nuestros socios y para reiterar el interés de México por seguir avanzando en la construcción de una América del Norte competitiva, incluyente y sostenible.

Fuente: El Financiero / CDMX / Internet, Información, 06:30, 17/05/2021