Menos alcohol y cigarro y más alimentación saludable (Retailers.mx)

Publicado: 16 diciembre, 2021

40% de los mexicanos tuvieron un cambio positivo en su vida a raíz de la pandemia: dicen comer más saludable, haber bajado de peso y estar dejando de beber y fumar durante el último año.

Bain & Company dio a conocer los resultados de su más reciente estudio sobre el comportamiento del consumidor en México, el cual reporta que el COVID-19 tuvo un impacto positivo en la vida del 40% de los consumidores.

Los consumidores mexicanos que reportan un cambio negativo, mencionan que a raíz de la pandemia son más cautelosos en cuanto al contacto personal y la higiene al momento de salir de casa o estar rodeados de más personas de lo habitual. Además, indican que la tristeza, el estrés, la ansiedad y la depresión, son factores cuyo impacto ha crecido significativamente en su vida personal durante el último año.

En este sentido, el 13% de los consumidores en México comenzó a tomar terapia o asesoría psicológica, incluso registran un cambio positivo en sus vidas a raíz de la pandemia, según la investigación de Bain & Company. También, los consumidores que reportan vivir con un cambio negativo causado por la pandemia dicen sentirse socialmente aislados dado que han perdido interés en reunirse con amigos y familiares durante el último año.

En cuanto a los consumidores que registran un cambio positivo en su vida a raíz del COVID-19 reportan sentirse más agradecidos por el hecho de estar vivos y contar con sus familias, así como más preocupados por su salud e interesados por el bienestar de los demás.

En esa misma línea, 54% de los consumidores dicen tener una alimentación más saludable que antes de la pandemia (sin importar si registran un cambio positivo o negativo en sus vidas). Además, el 43% indica haber bajado de peso; el 22% está bebiendo menos o dejó de beber; y el 17% está fumando menos o dejó de fumar.

Se estima que los consumidores mexicanos invierten más tiempo en actividades físicas después de la pandemia, ya que sólo el 7% ha hecho ejercicio al aire libre durante la emergencia sanitaria, pero este índice crecerá a 44% una vez que consideren que el COVID-19 ha dejado de ser un riesgo. En cuanto al ejercicio en casa, los indicadores pasarán de 18% durante la crisis sanitaria a 20% postpandemia, según el estudio de la firma global de consultoría de negocios.

Por último, el COVID-19 también tuvo un impacto en el decrecimiento de las familias en México, ya que según la investigación de Bain & Company, 14% de los consumidores mexicanos decidieron no expandir su familia o pospusieron la decisión debido a la pandemia; mientras que solo el 4% planeó empezar o expandir su familia durante el último año. Además, el 13% reportó haber cambiado de relación amorosa durante la emergencia sanitaria.

A pesar de que el crecimiento de las familias mexicanas se limitó en términos de natalidad, no fue así en cuanto a la llegada de nuevos miembros en los hogares dado que el 15% de los consumidores mexicanos adoptaron una mascota durante el último año.

Fuente: Retailers.mx