Mexicanos inician el año pesimistas

Publicado: 7 febrero, 2018

El indicador de confianza del consumidor se ubicó en 35.4 unidades en enero, lo que implicó un retroceso de un punto respecto al nivel del mes previo, reportaron el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y el Banco de México. Se trató de la segunda caída mensual seguida del indicador y la más pronunciada desde enero de 2017 cuando la confianza se desplomó 6.4 puntos derivado del aumento a los precios de los combustibles implementado en ese lapso.

Por componentes, los principales descensos se observa ron en las perspectivas futuras sobre el país (0.8 puntos) y las expectativas sobre la situación presente y futura de los hogares, con 0.7 puntos cada una.

En el comparativo anual, la confianza del consumidor se incrementó 6.3 puntos en enero de 2018, aumento que era esperado por los analistas ante la favorable base de comparación por el desplome descrito de enero de 2017.

LOS FACTORES joan Domeñe, analista del Ban coInvex, explicó en un análisis que el retroceso de la confianza obedeció a factores que tienen que ver con la relación de México con Estados Unidos.

“La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y los efectos de la Reforma Fiscal de Estados Unidos lastran la confianza de los consumidores en el país”.

Pese a ello, añadió, la desaceleración de la inflación y el empleo formal son factores que ayudan a compensar la menor confianza.

“El mejor dinamismo del mercado laboral formal y el descenso de la inflación generan cierta estabilidad en la percepción de las economías domésticas”, dijo Domeñe.

Por su parte Alejandro Cervantes, economista sénior de Banorte Ixe, consideró que el deterioro de la confianza del consumidor en enero se explicó principalmente por la inflación que, pese a desacelerarse, se mantiene en niveles altos y ha impactado sobre las decisiones de consumo de los hogares mexicanos.

“Esto se ha visto reflejado en la contracción promedio de 11.9% que han registrado las ventas de vehículos en los últimos cuatro meses y la caída que han registrado las ventas al menudeo reflejada en los reportes tanto del Inegi como de la  Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales”.

Cervantes consideró que la permanencia de una alta inflación y la volatilidad del tipo de cambio, que reflejará tanto la incertidumbre por el TLCAN como por el proceso electoral en México, “mantendrán a la confianza del consumidor en una trayectoria descendente durante los próximos meses”.

OTROS INDICADORES

Luis jaramillo-Mosquelra, economista de Scotiabank destacó que la alta inflación también pudo afectar a otros indicadores complementarios de la confianza del consumidor que registraron retrocesos.

“Resaltó la caída del indicador que mide la percepción de los consumidores sobre la evolución en los precios, y el impacto que éste tendría en sus posibilidades de corto plazo para salir de vacaciones, para invertir en un bien duradero, o para ahorrar alguna parte de los ingresos del hogar”.

La alta inflación y la volatilidad del tipo de cambio mantendrán la confianza en trayectoria descendente.

(Fuente: Excélsior, Información ,Dinero ,PAULO CANTILLO, P8, 07/02/2018)

Socios Estratégicos