México, avante en TLCAN y elección

Publicado: 19 septiembre, 2017

Para el próximo año habrá ¡ncertidumbre por quién ganará la Presidencia, pero hay confianza en el proceso. El banco suizo UBS considera que “las dos grandes fuentes de sorpresas” para la economía mexicana se ubicarían en la renegociación del TLCAN y del proceso electoral de 2018.

Sin embargo, augura un resultado positivo en ambos frentes, por lo que la economía crecerá 2.3 por ciento este año y 2.2 por ciento en 2018, “muy en línea con el promedio histórico del avance del PIB de los últimos 50 o 60 años”, afirma Esteban Polidura.

El director de Inversiones para México en UBS explicó que luego de los temores a principios de año porlos retos de los temas políticos en Estados Unidos, la renegociación del TLCAN, el precio del petróleo y la confianza del consumidor presionada, “hoy en día la fotografía es muy distinta de lo que se observaba, “y ahora tenemos una visión bastante positiva para lo que resta del año y para 2018”.

En el tema del TLCAN es peran una renegociación , satisfactoria, sin dejar de decir que muy probablemente algunos sectores o industrias tendrán ajustes difíciles.

“Todos los números o estimados que hemos hecho concluyen que no convendría a México ni a EU un acuerdo muy distinto al que se tiene hoy en día, ya que ambos países tienen un  comercio de 500 mil millones de dólares al año, así que afectar ese flujo comercial no beneficia a nadie”, dijo.

Pero esto, dijo, no quiere decir que en el nuevo acuerdo no haya ajustes a las condiciones actuales, probablemente haya cambios positivos como la inclusión del sector energético, quizás haya cambios donde EU trate de captar una mayor participación de mercado en una u otra industria.

“En general anticipamos una resolución positiva y probablemente más rápida.

El mercado asume una resolución del TLCAN hacia la segunda mitad de 2018 y creemos que llegará en la primera mitad, para evitar estar renegociando el tratado cuando México ya esté en pleno proceso electoral.

“En el tema electoral, independientemente de quién gane la Presidencia, lo que hemos enfatizado a los clientes es que es importante considerar que no sólo se elegirá Presidente, sino también gobernadores para muchos estados y todo un nuevo Congreso, y sólo por esta magnitud del proceso electoral probablemente se genere volatilidad política”, dijo.

Lo anterior podría ocasionar volatilidad en los mercados y en especial en el tipo de cambio, “el cual es el Instrumento más sensible y que en ocasiones tiende a movimientos inmediatos y abruptos, por lo que podría oscilar en escenarios extremos entre 17 y 21 pesos por dólar”.

Sin embargo, proyectan que la paridad cerrará 2017 en 18.30 y en 2018 en 18.80 pesos por dólar.

La depreciación de 50 centavos de peso del cierre de este año a fines de 2018, se explicaría por la probable presión de la incertidumbre electoral.

Si para fin de año México, EU y Canadá salieran a decir que lograron una renegociación que no modifica mucho el actual TLCAN, el peso podría apreciarse hasta 17 por dólar.

Por el contrario, si ocurre un desenlace adverso en el TLCAN y un cambio en las elecciones que lleve a un cambio abrupto al rumbo económico de México, el tipo de cambio podría depreciarse a 21 pesos por dólar.

Sobre el tema de los precios, previo que la inflación terminará el presente año en 6.4 por ciento y el próximo en 3.7 por ciento.

Detalló que el crecimiento esperado de 2.3 por ciento para 2017 anticipa una ligera desaceleración del consumo, debido a las altas tasas de interés del Banco de México y a la revaluación del peso.

(Fuente: Excélsior, Información ,Dinero ,FELIPE GAZCON, P9, 19/09/2017)

Socios Estratégicos