Pega factura más a grandes firmas

Publicado: 13 noviembre, 2017

La disposición de emitir una factura por cada pago recibido, y no sólo cuando se realiza una venta como ocurre actualmente, multiplicará el costo de facturación de los grandes contribuyentes principalmente.

Y es que a partir del 1 de diciembre será obligatorio el uso de una nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), conocida también como factura 3.3, y con ella entra la obligación para todos los contribuyentes de emitir un complemento de recepción de pago por cada abono que reciban del cliente a la factura original.

Esto no sólo implica mayor carga administrativa para el contribuyente, sino también un costo extra, pues tendrá que emitir más comprobantes fiscales.

El costo de emisión de cada CFDI varía dependiendo del Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), y puede ir desde los 80 centavos hasta 1.20 pesos, compartió Martha Arreola, presidenta del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara (CCPG).
Considerando que una empresa de tecnología, como las que hay en Jalisco, puede llegar a emitir entre 1 y 1.5 millones de facturas al mes, será oneroso el hecho de que el número de timbres fiscales que usarán para los comprobantes de cada abono que reciban podría duplicarse o triplicarse, explicó.

“Las grandes empresas yo creo que facturan por lo menos un millón de facturas al mes, y si reciben de uno a dos pagos por éstas, sin tomar en cuenta cancelaciones y reimpresiones y notas de crédito, si hacen la factura, si generan después algún descuento y luego otra por el complemento de pago, ya hicieron tres facturas”, indicó.

Actualmente el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cuenta con tres servicios de facturación: el Servicio de Generación Gratuita, Mis Cuentas y SAT Móvil, todos gratuitos y para cualquier personas física o moral que necesite emitir comprobantes.

Y aunque esta herramienta es útil para las micro y pequeñas empresas, para las compañías con mayor actividad económica no es lo más práctico, aclaró Arreola.

“Esta herramienta del SAT no tiene ninguna base de datos de tu existencia. Si tú tienes un programa entonces tú en esa base ya tienes todos tus datos de facturación, tus existencias, tus precios unitarios, lista de precios. O sea, sería impráctico hacerlo en el programa Mis Cuentas. Eso lo usan y funciona para aquellos contribuyentes muy pequeños”, añadió.

Este cambio en la facturación electrónica que contempla la figura del complemento de recepción de pagos ayudará al SAT a tener conocimiento sobre el flujo de efectivo de los contribuyentes, pues anteriormente sólo sabía que se emitía una factura, pero no tenía certeza sobre cuándo se cobraba, concluyó la presidenta del CCPG.

Fuente: Reforma Sección Primera 13/11/17

 

Socios Estratégicos

 

Antes de salir te invitamos a que nos visites

La expo del sector retail más grande de latino américa.