Pegará a inflación la nueva medición

Publicado: 15 agosto, 2018

Incluyen productos con alta volatilidad. Otorga el Inegi un mayor peso a bienes y servicios no subyacentes. La nueva medición de los precios al consumidor que está por iniciar el Inegi, podría resultar en una inflación mayor debido al peso que tienen los productos con alta volatilidad, coincidieron expertos.

Como parte de la actualización del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y el cambio de año base, el Inegi modificará los productos genéricos que conforman la canasta e incluirá algunas poblaciones menores a 15 mil habitantes.

Entre las nueve ciudades nuevas está Atlacomulco, en el Estado de México.

Además dará mayor ponderación a la parte los bienes y servicios que conforman el concepto no subyacente del Índice, donde se incluyen productos agropecuarios y energéticos con alta volatilidad en su precio.

El peso de los no subyacentes pasará de 22.56 a 24.45 puntos en el INPC.

A partir de la segunda quincena de julio, la gasolina tendrá un peso dentro del índice de 5.36 puntos, 1.57 puntos más que con la medición anterior.

Éste es de los productos que mayor presión ha causado a la inflación en el último año.

“Muchos de los componentes de los precios de la parte no subyacente, los más volátiles, van a tener un mayor peso, entonces lo que esperamos es que el nuevo Índice tenga una mayor volatilidad al darle un mayor peso a esos componentes”, opinó Mario Augusto Correa, vicepresidente del comité nacional de estudios económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

La mayor ponderación de este tipo de productos podría fortalecer las tendencias inflacionarias que se han registrado hasta ahora y, por lo tanto, acelerar el paso de la inflación, agregó Eduardo González, coordinador de estudios económicos en Citibanamex.

“Dado que ha sido la inflación no subyacente lo que ha explicado la reciente aceleración de la inflación general, creemos que el cambio en el año base podría implicar un leve impulso adicional a las tendencias inflacionarias”, indicó.

Como resultado, el riesgo de una revisión al alza de las proyecciones de inflación aumenta, de acuerdo con Citibanamex.

La nueva medición no sólo tiene consecuencias hacia el futuro, sino también en el pasado, explicó Jonathan Heath, analista económico.

En su opinión, la actualización es positiva, sin embargo se da con cierto retraso y los nuevos ponderadores no sólo podrían traer una aceleración de la inflación, sino que el retraso implica que la inflación registrada el año pasado podría haber sido mayor.

En 2017, los precios registraron la mayor variación de los últimos 17 años con un incremento de 6.77 por ciento.

El objetivo del Inegi es actualizar la medición cada 5 años, sin embargo la última vez que realizaron un ajuste de este tipo fue hace casi casi 8 años.

Mayor peso

La mayor ponderación del componente no subyacente podría añadir volatilidad y marcar con mayor fuerza las tendencias inflacionarias.

PONDERADORES POR COMPONENTE DE LA INFLACIÓN

 (Porcentaje)

 

2010

2018

COMPONENTES DE LA INFLACIÓN

  

Subyacente

77.44%

75.55%

Mercancías

34.38

39.21

Servicios

43.06

36.34

No subyacente

22.56

24.45

Agropecuarios

8.43

10.22

Energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno

14.13

14.23

Fuente: Inegi

Fuente: Reforma, Sección Negocios, Agosto 15, 2018

Socios Estratégicos