Pierde CFE laudo y la condenan a pagar más de 200 mdd

Publicado: 2 julio, 2020

Justo cuando la Secretaría de Energía y la CFE se regordeaban de tener contra la pared a inversionistas privados del sector energético, un coscorrón de 200 millones de dólares les llegó de fuera. Estamos hablando del laudo que acaba de emitir la Corte de Arbitraje Internacional de Londres, que pone fin a una controversia de más de dos años por la fallida construcción de la planta Chicoasén II, en Chiapas. Ni Rocío Nahle, ni Manuel Bartlett, ni mucho menos Andrés Manuel López Obrador se allanarán a la condena y pago, pero sí sentarán un primer procedente de desacato en una corte internacional. Por los rumbos de Palacio Nacional cayó muy mal la noticia del laudo, sobre todo porque se trata de un proyecto del gobierno de Enrique Peña Nieto que asignó Enrique Ochoa como director de la CFE. Es un problema heredado, pero los pupilos de Bartlett no debieron desatenderlo porque al no reconocer el pago mandan una pésima señal a los mercados financieros, que pueden cerrar la llave del financiamiento. En 2015 Caabsa, de Luis y Mauricio Amodío, Omega de Jorge Melgarejo y la china Sinohydro, ganaron la licitación de esa central eléctrica que significaba una inversión de 386.4 millones de dólares. Chicoasén II sería una planta de 240 megavatios que formaba parte de los programas de ampliación de infraestructura eléctrica del gobierno peñista. Pero los conflictos sociales locales bloquearon el proyecto. El consorcio demandó a la CFE ante la corte londinense, que a su vez integró un panel de expertos conformado por Gerardo Lozano, Fernando del Castillo y Víctor Ruiz, mismo que analizó el caso dos años. El expediente implicó decenas de audiencias y nueve peritajes en los que se presentaron argumentos y contraargumentos de las dos partes, mismos que quedaron plasmados en unas siete mil fojas. Detrás de éste laudo viene otro más que pronto va salir. Es de Pemex Exploración y Producción por 100 millones de dólares más. Data de 2012 y lo heredó el gobierno de Felipe Calderón. Ya se lo platicaremos. SI USTED CREE que la familia Garza se va quedar cruzada de brazos luego de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) les revocó la concesión del Banco Famsa e inició su liquidación, está muy equivocado. Este caso puede ser apenas la punta del iceberg de un problema de operación y supervisión en el regulador que ahora preside Juan Pablo Graf, instancia que pudo haberse precipitado. Lo peor es que el expediente ya empezó a politizarse en Monterrey, donde acusan un nuevo golpe contra el empresariado regio de parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. El primero fue FEMSA, que capitanea José Antonio Fernández Carbajal. Atención con esto. MAÑANA SE CUMPLE una semana que el grupo hotelero Posadas anunció que no pagaría los 15.70 millones de dólares del cupón semestral de su bono de 450 millones de dólares que vence en 2022. Vale la pena informarle que los bondholders se enteraron de esa decisión igual que el mercado. Con ello DD3 Capital, el banco de inversión de Martín Werner y Jorge Combe contratado para refinanciar el papel de deuda, no envió la mejor señal a los bondholders, que desde ahora le reportó ya se están organizando en un comité de acreedores. Solo recordar que Posadas, que preside José Carlos Azcárraga, tiene de accionistas a Alfredo Harp, Roberto Hernández y Fernando Chico Pardo. EL MISMO MARTES la Corte de Bancarrotas para el Distrito Sur de Nueva York admitió la solicitud de Chapter 11 de Aeroméxico y designó el caso a la jueza Shelley Chapman, una mujer que no le es ajena a los abogados mexicanos especializados en reestructuras financieras. La última vez que le hablamos de ella llevaba el caso de Oro Negro, de Gonzalo Gil. Se cree que la aerolínea que dirige Andrés Conesa podría llevarle tres meses ordenar su situación y salir de este expediente como una empresa más esbelta y redimensionada. Rothschild, que lidera Homer Parkhill, está por obtener un crédito superior a los 500 millones de dólares. Negocia con alrededor de 20 bancos y fondos el financiamiento. Hay mucho apetito. EL BANQUERO DE inversión que se está posicionando bien es Isauro Alfaro. Su despacho ADS es el rey de las reestructuras en Monterrey. Apenas acaba de ser fichado por Humberto Garza para llevarle el reordenamiento de Famsa. Días antes lo contrató Ramiro Garza para acompañarlo en la negociación de acreedores de Grupo R. Hace varios meses asesoró a Roberto Alcántara para explorar una fusión entre Viva Aerobús e Interjet. También lidera el concurso mercantil de Senda, el grupo de autotransporte de pasajeros de Jaime Rodríguez. Los socios de Alfaro son Rafael Dávila y Pedro Scherer Ibarra. No los pierda de vista. TRAS EL BANCO Famsa, que dirige Jesús Muguerza, el que sigue en la mira de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es Banco Accendo, que controla Javier Reyes de la Campa. No ha corregido sus niveles de capitalización. El mismo Reyes ha dado mucho de qué hablar por el manejo poco claro de la institución y los conflictos que ha propiciado con socios y empleados. Ahí sigue el litigio abierto con Moisés Cosío Espinosa, a quien removió de su Consejo de Administración por haberle pedido cuentas claras en la administración del banco. LA COMISIÓN NACIONAL del Agua es otra que recurre a Agroasemex para resguardar sus activos. Se quedó sin cobertura las últimas 24 horas en sus presas, acueductos, ductos, tuberías, tanques de almacenamiento, redes de infraestructura hidráulica, casetas de control de bombeo, flotillas de vehículos, inmuebles y demás. ¿La razón? Porque la dependencia de Blanca Jiménez quería una prórroga de 5 meses en el contrato que expiró el lunes y no se lo dieron y luego pidió una cotización por solo un año que nadie le pudo dar. Solo accedió la nueva aseguradora del gobierno. PEMEX, QUE DIRIGE Octavio Romero, sigue empujando su plan de diferimiento de Copades (codificación de pagos y descuentos) que aquí le platicamos hace unos días. Pemex Exploración y Producción pidió ya a sus 25 principales contratistas que no detengan sus servicios. Está ofreciendo que los trabajos que documenten en el periodo julio-agosto pagarlos en enero de 2021, los del lapso septiembre-octubre liquidarse en febrero y los del bienio noviembre-diciembre en marzo. A PARTIR DE ayer despacha como nuevo director de Administración y Finanzas de Seguridad Alimentaria Mexicana Oscar Navarro Gárate. Fue quien sustituyó a René Gavira. Le refería que es un personaje experto en labores de desarrollo social y dispersión de recursos que viene a reforzar la estrategia electoral de Gabriel García Hernández, el jefe de los superdelegados de Andrés Manuel López Obrador, de cara a las elecciones de 2021.

Fuente: El Financiero / CDMX / Internet, Información, 04:50, 02/07/2020

Socios Estratégicos