Podría IA facilitar su viaje la próxima vez que vuele

Publicado: 14 agosto, 2020

Organizar el traslado al aeropuerto, cargar con las maletas, esperar en filas de revisiones de seguridad y soportar retrasos son algunos de los dolores de cabeza que sufren los pasajeros cuando vuelan de una ciudad a otra.

Las aerolíneas y compañías tecnológicas están desarrollando inteligencia artificial para facilitar el trayecto.

Aquí, The Wall Street Journal esboza una visión del futuro de los viajes aéreos, basada en entrevistas con un productor de aeronaves importante, aerolíneas, desarrolladores tecnológicos y consultores de viajes.

Algunas tecnologías, como vehículos autónomos y escaneos de reconocimiento facial, ya se utilizan de manera limitada en aeropuertos y están listas para un mayor despliegue. Otras, como aeronaves comerciales no tripuladas, están potencialmente a décadas de distancia.

Siempre es difícil predecir el futuro de una industria, hoy más que nunca. La propagación del Covid-19 ha sacudido a la industria turística, y se espera que la recuperación tome tiempo.

El que el uso de estas tecnologías se vuelva generalizado dependerá de muchos factores, como qué tan rápido maduren, implementación de medidas de privacidad y seguridad y, por supuesto, la preferencia de los pasajeros.

SEPA A QUÉ HORA SALIR DE CASA

¿Cuál es el mejor momento para salir al aeropuerto? La app de su aerolínea podría tener la respuesta. Usar aprendizaje de máquinas para analizar servicios externos de información meteorológica, datos de vialidad e incluso tiempos de espera en revisiones de seguridad podría ayudar a los pasajeros a tomar sus vuelos reduciendo la espera al mínimo.

MALETAS DE TERCERA GENERACIÓN

La inteligencia artificial también podría ayudarlo a cargar su equipaje. Travelmate Robotics ha desarrollado una maleta conectada que es controlada por el smartphone del pasajero. La maleta, que tiene rueditas que le permiten desplazarse parada o sobre su costado, utiliza sensores ultrasónicos para evitar objetos.

TOME UN ROBOTAXI

Cuando sea tiempo de partir, ordene un coche autónomo. Una asociación entre Hyundai Motor Group y la compañía tecnológica Aptiv realiza pruebas a un taxi autónomo entre el Aeropuerto Internacional McCarran y puntos en Las Vegas, incluyendo el Strip.

SU CARRUAJE AGUARDA

Los pasajeros que requieren asistencia podrían algún día poder usar dispositivos de movilidad autónomos para que los recojan a la puerta del aeropuerto y los lleven a sus salas de espera. La compañía tecnológica japonesa Whill Inc. ha desarrollado un vehículo personal de cuatro ruedas que puede abrirse paso por sí solo por la terminal.

Las máquinas, que ya son usadas en el Aeropuerto Internacional de Tokio, conocido como Aeropuerto Haneda, están programadas con mapas de la terminal y usan láseres y cámaras de gran angular para evitar colisiones.

ESCANEADOS Y SEGUROS

¿Acaso las revisiones de seguridad podrían ser tan sencillas como pasar caminando por una serie de arcos con cámaras y sensores integrados? Ése es el futuro que concibe Delta.

Un sistema biométrico identificaría a los pasajeros, y sus imágenes serían aprobadas tras ser cotejadas con bases de datos de seguridad y control fronterizo.

Rayos X, visión computarizada y otras tecnologías escanearían el equipaje de mano en busca de artículos prohibidos. Cámaras termográficas revisarían la temperatura de los pasajeros.

CONCIERGES ROBÓTICOS

Espere robots de servicio al cliente que responden preguntas sobre salas de espera e información de vuelos -en múltiples idiomas- y dirigen a los pasajeros a restaurantes y otras amenidades.

BotsAndUs, de Londres, desarrolló un robot que usa procesamiento de lenguaje natural y un motor de diálogo para entender y contestar preguntas. La máquina tiene sensores, cámaras y un sistema de navegación operado con inteligencia artificial.

MENOS RETRASOS EN TIERRA

Para reducir los retrasos en tierra, la compañía tecnológica suiza Société Internationale de Télécommunications Aéronautiques, o SITA, desarrolla un sistema que echa mano de visión computarizada y aprendizaje de máquinas para mejorar los tiempos de rotación de los aviones.

Usando cámaras instaladas afuera de las terminales y apuntando a las plataformas de embarque y desembarque, SITA podría monitorear actividades, como la colocación del túnel de acceso, la llegada del camión de servicio de comidas y la recarga de combustible del avión.

El tiempo que toma cada actividad sería cotejado con el itinerario estándar para esa aeronave.

TRASLADO DE EQUIPAJE

¿Ve esos carritos para maletas que van entre el aeropuerto y el avión? Aurrigo desarrolló tecnología de GPS y lidar que convierte los carritos existentes en vehículos autónomos que pueden trasladar equipaje y carga por todo el aeropuerto. Fueron puestos a prueba el año pasado en el Aeropuerto Heathrow de Londres.

CABINAS SIN PILOTOS

Probablemente transcurrirán décadas antes de que los pasajeros echen un vistazo a la cabina de mando y la hallen vacía, pero los aviones comerciales autónomos se están volviendo factibles, asegura Pete Kunz, ingeniero en jefe para sistemas no tripulados de Boeing.

Existen obstáculos, como capacitar a la inteligencia artificial que vuela el avión para manejar contingencias, como emergencias de pasajeros que requieran que el avión se desvíe a un aeropuerto distinto y el desarrollo de sistemas que permitan que una aeronave no tripulada se comunique con aeropuertos y otros aviones.

LOGÍSTICA INTELIGENTE

Los retrasos y cancelaciones son el flagelo de cualquier viaje, pero la inteligencia artificial podría algún día minimizar ambos. Boeing ha reunido millones de horas de datos de vuelo sobre velocidad del aire, flujo del aire, niveles de fluidos, posición de válvulas, niveles de presión y otros parámetros.

La idea es utilizar aprendizaje de máquinas para determinar patrones en los datos y detectar anomalías. El personal de mantenimiento recibiría alertas para que pueda programar inspecciones y reparaciones, reduciendo mantenimientos no planeados.

Con el tiempo, el sistema podría ser integrado con calendarios para equipos de reparación y cadenas de suministros de partes.

RASTREO DE TRÁFICO DE PERSONAS

En respuesta a la pandemia del coronavirus, SITA investiga maneras de fomentar el distanciamiento social en aeropuertos. Una idea es utilizar visión computarizada conectada a las cámaras de seguridad en terminales que crearía un mapa de calor de dónde se está congregando la gente. Las autoridades aeroportuarias entonces podrían dispersar a las multitudes.

CHECK-IN FUTURISTA EN HOTELES

Espere ver el uso de inteligencia artificial en hoteles. Cámaras equipadas con software de reconocimiento facial podrían identificar a huéspedes y transmitir un número de cuarto y llave digital a sus teléfonos inteligentes.

Fuente: Reforma, The Wall Street Journal, 14 agosto, 2020

Socios Estratégicos