Por miedo a la tercera ola, se estanca la confianza del consumidor (Radio Fórmula)

Publicado: 4 agosto, 2021

La tercera ola está reviviendo entre la gente los temores del 2020. Luego de cinco fuertes incrementos seguidos, la confianza del consumidor se detuvo en julio. Conforme la recuperación se daba en el país, los consumidores mexicanos recobraron sus ganas de comprar gracias a la recuperación paulatina de los empleos y el avance de la vacunación. Ahora la tercera ola llena de incertidumbre a la población quienes creen que la situación económica empeorará. En el mes de julio, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró un valor de 44.3 puntos, el mismo que el mes pasado, por lo que es la primera vez que se detiene desde hace cinco meses. Si bien, el ICC lleva de abril por encima de sus cifras prepandemia, el nuevo estancamiento alejó al indicador un mes más de su mejor momento de 2018 Al interior del ICC, las expectativas sobre la situación económica nacional y familiar futuras, sufrieron reducciones de 0.2 y 0.09 puntos respectivamente, también las primeras en lo que va del año.

La desconfianza a la situación económica que viene está motivada principalmente por la llegada de la tercera ola de coronavirus al país. Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE, señala además que la evolución de la inseguridad también puede ser parte de la explicación. “La caída en la confianza del consumidor se dio posiblemente por dos factores: miedo por COVID-19 y el deterioro en la situación de seguridad pública que, según analistas encuestados por el Banco de México, es uno de los factores que frenan el crecimiento económico” comentó la economista en su cuenta de Twitter.

En la más reciente resultados de la Encuesta Coronavirus en México de Consulta Mitofsky, destaca que el porcentaje de personas cuyo mayor miedo es contagiarse de coronavirus repuntó desde 16.4% en junio -su nivel más bajo- hasta 27.9% al inicio del actual mes. Además, entre principios de julio, el temor a posibles afectaciones económicas del COVID a la economía familiar creció hasta 29.2%. El incremento del temor económico va en sintonía con el ICC, donde las expectativas a 12 meses sobre la situación del empleo y la posibilidad de ahorro, registraron importantes caídas de -2.5 y -3.3 puntos respectivamente. Si bien, el avance de la vacunación en el país se ha acelerado desde el mes de abril, apenas 32.7% de la población ha recibido siquiera una dosis, muy por debajo de Uruguay, Chile, los Estados Unidos y otros seis países en América.

La presencia de la variante Delta -que en el caso de la Ciudad de México origina el 65% de los contagios según las autoridades sanitarias locales- aumenta las precauciones de las familias, pues el acelerado ritmo de contagio de esta cepa hace más riesgoso el salir de casa. Los miedos al contagio son reales, pues tan solo en ocho semanas, la Secretaría de Salud informó que el pico de casos detectados de COVID ya han superado a los de la primera y segunda ola, aunque el número de muertes sigue muy por debajo. Expertos creen que la tercer ola no afectará la economía El miedo de la población, por lo menos en el ámbito económico, está sobredimensionado, opinan los expertos. La tercera ola no es un escenario favorable para ninguna economía, pero la resiliencia de la población y de los sectores productivos es mayor luego de dos experiencias anteriores.

Tanto a nivel organizativo como de infraestructura, la mayoría de las empresas ya se han adaptado a la pandemia con estrategias como la desinfección de espacios de trabajo, higiene personal, horarios escalonados y entre otras, por lo que pueden trabajar con mayores precauciones sanitarias. Es lo que Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), llamó “aprender a coexistir con el COVID”. El economista también señala que gracias al avance de la vacunación así como al impulso del comercio exterior, la economía mexicana está blindada ante la tercera ola.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio también consideró que las afectaciones económicas de la tercera ola serán menores, pues si bien la población vacunada total aún es baja, destacó que el 49% de los adultos -entre ellos parte de la población en edad laboral- ya están vacunados. Al fortalecimiento de la población y empresas para enfrentar la pandemia, se sumó la decisión de la Secretaría de Salud de reformular el semáforo epidemiológico para no incluir entre las medidas nuevos confinamientos, pues en palabras del subsecretario Hugo López Gatell “La gente ya está cansada”.

En la Ciudad de México, donde la pandemia dejó el peor saldo de desempleo, que hasta hoy lidera en el país, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum ha reiterado que la economía de la capital ya no soporta nuevos cierres a la economía, por lo cual no los habrá en esta tercera ola. La confianza entre los analistas es tal, que en la edición de julio de la Encuesta sobre las Expectativas del Sector Privado, elaborada por el Banco de México, los pronósticos crecimiento para el país durante el 2021 no solo no bajaron sino que subieron hasta 6.1%, tres décimas más.

Fuente: Radio Fórmula / CDMX / Internet, Información, 09:07, 04/08/2021