¿Qué son las marcas blancas y por qué los consumidores recurren a estas? (Alto Nivel)

Publicado: 24 junio, 2022

Los consumidores se han visto orillados a elegir las conocidas como “marcas libres o blancas”, es decir, las menos comerciales, ante un escenario de alta inflación y de recursos limitados, dado que suelen ser productos más económicos y que se ajustan mejor a su presupuesto.

En caso de que aún no sepas qué son las marcas blancas, se trata de las que son elaboradas y distribuidas con el nombre del supermercado. Comúnmente, esta clase de productos eran puestos a la venta en envases de color blanco con una etiqueta que señalaba su contenido y actualmente se hallan en los establecimientos a un bajo precio.

¿Cuáles son los pros y contras de las marcas libres?

Comprar estos artículos a un bajo precio no quiere decir que sean de mala calidad, pero sí es necesario saber las ventajas y desventajas de adquirirlos.

¿Cuáles son los pros?

Entre los beneficios de las marcas propias está el ahorro, dado que son productos baratos y te pueden ayudar a ahorrar un poco más de dinero al comprarlos.

Como ya se mencionó, la calidad importa y mucho. El hecho de que sean de bajos precios, no significa que su calidad también lo sea, porque su único propósito es competir con las marcas reconocidas, lo cual asegura su calidad.

Otra de las ventajas es que al competir en el mercado puedes hallar distintas clases de productos, debido a la variedad existente, así como facilidad de encontrarlos, porque los consumidores tienen la certeza de encontrarlos en el mismo sitio.

Asimismo, es preciso saber que los establecimientos tienen que recurrir a grandes marcas para producir artículos, ya que en la mayoría de los casos son reconocidos o con prestigio en el mercado.

Otro beneficio es tener la oportunidad de comprar más, ya que al ser productos más económicos, la gente que tiene la facilidad de adquirirlos sin tener que gastar más dinero.

¿Cuáles son los contras?

Al ser productos que se hacen con bajo presupuesto, existe menor innovación y novedad, ya que están limitados en su capacidad de hacer investigación.

No tienen mucha publicidad, porque al ser productos en los que se invierte poco dinero, se convierten en artículos desconocidos para los consumidores.

El alza en los precios es uno de los principales contras y es que las compañías se percatan que este tipo de productos son consumidos, así que se corre el riesgo de que incrementen el precio por el aumento en su demanda.

También considera que no todos los productos que son de marca propia te garantizan buena calidad, existen unos que no la tienen y eso podría molestarte como consumidor.

Finalmente, si antes no conocías esta clase de productos conocidos como “marcas blancas”, es el momento de prestarles atención al hacer tus compras, porque podrían ayudarle a tu bolsillo.

Fuente: Alto Nivel