Se desacelera consumo

Publicado: 18 enero, 2018

Los consumidores están siendo cada vez más cautos a la hora de comprar, especialmente en lo que se refiere a bienes durables o de alto valor, consideran analistas. Coinciden en que la fuerte inflación acumulada a lo largo del año ya causó un deterioro en la forma en la que compraban las familias.

“La inflación está basada en una canasta básica, pero dentro de una tienda de autoservicio o una departamental las familias consumen más que esa canasta básica y han enfrentado incrementos de precios mayores.

“Podemos decir que el crecimiento de las ventas de las tiendas sí está ligado con el avance de los precios este año, en comparación con otros años en los que fue más baja”, dijo Gerardo Copea, director de la consultora MetAnálisis.

En tanto, Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Ve por Más, explicó que el alza de precios no necesariamente ha provocado un menor consumo, sin embargo, consideró que ya es notorio un cambio en los hábitos de los compradores.

“En las ventas de las tiendas asociadas a la  ANTAD no hemos visto aún una caída, pues en términos de volumen pueden estar vendiendo más, pero eso es porque las familias han optado por migrar de marca, comprar ahora una más barata con tal de llevarse todo lo que necesitan, pero no dejan de comprar”, expuso.

Ambos coincidieron en que prueba de que los consumidores están siendo cada vez más cautos a la hora de comprar es el resultado de las ventas del Buen Fin 2017.

A pesar de que las familias tenían ingresos durante ese fin de semana las ventas no crecieron como empresas y Gobierno previeron, comentaron los analistas.

Las ventas durante el Buen Fin de este año crecieron sólo 4 por ciento, a 94 mil millones de pesos, cuando se había previsto un aumento superior al 10 por ciento, lo que en su momento significaría que se rebasarían los 100 mil millones de pesos en ventas.

“Eso nos indica que a lo largo de este año la inflación y luego los sismos generaron un consumidor más cauteloso”, puntualizó Carlos Ponce.

Otro muestra más de que algo esta pasando con el consumo es el Indice de Confianza del Consumidor, el cual también comenzó a mostrar un deterioro a partir de octubre de 2017, cuando cayó 1.15 por ciento a tasa anual.

La encuesta “Expectativas 2018” elaborada por Grupo REFORMA mostró que 44 por ciento de las familias en el País considera que este año su ingreso será menor en comparación con 2017.

Un 19 por ciento de las familias consideró que será igual.

Ante ello, 51 por ciento de las familias dijo que no cambiará de coche este año y 59 por ciento adelantó que no podrá viajar este año.

Panorama gris En diciembre de 2017, el índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró una baja mensual de 0.2 por ciento, con datos ajustados por estacionalidad.

Cuatro de sus cinco componentes mostraron deterioros frente a lo observado en el mes previo.

Componente ÍCC Variación porcentual diciembre 2017 respecto a noviembre 2017 Situación económica en el momento actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses -0.1% Situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la actual -0.7% Situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses -0.9% Situación económica del país esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual -L4% Posibilidades en el momento actual de los integrantes del hogar comparadas con las de hace un año, para realizar compras de muebles, televisor, lavadora, otros aparatos 1.3% Fuente: Inegi

(Fuente: Reforma, Información ,Negocios ,ARELY SÁNCHEZ, P7, 18/01/2018)