Sufren empresas por corte de agua

Publicado: 7 noviembre, 2018

Los establecimientos comerciales y de servicios asentados en la Alcaldía Cuauhtémoc enfrentan mayores problemas para obtener agua ante el megacorte que afectó siete días en el Valle de México. Los restaurantes más afectados por la escasez de agua son los ubicados en la Colonia Juárez, sostuvo Marco Antonio Buendía, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados de la CDMX (Canirac).

“En la Juárez no está cayendo una sola gota de agua y es donde más están batallando los restauranteros”, mencionó Buendía.

Agregó que en el Centro, en Miguel Hidalgo y en Benito Juárez, donde se concentra la mayor parte de la oferta de restaurantes de la Capital del País, han mantenido el servicio con regularidad.

“No ha habido suspensión de operaciones. Los restauranteros previeron la escasez y almacenaron, también siguieron contratando pipas y el abasto de agua ha sido lento, pero constante”, puntualizó.

En tanto, los hoteleros están recurriendo a la compra de un mayor número de pipas para garantizar el abasto de agua a sus huéspedes con una oferta de 52 mil cuartos en 620 establecimientos.

Alberto Albarrán, de la Asociación de Hoteles y Moteles de la CDMX, señaló que los hoteles ubicados en la Cuauhtémoc son los que más han sufrido por el corte en el servicio, aunque tampoco han dejado de operar.

“Los hoteles siguen teniendo sus reservas de agua, se siguen haciendo sugerencias a los clientes para el uso racional del agua y siguen contratando el servicio de pipas comerciales”, reconoció Albarrán.

Indicó que durante el fin de semana de la contingencia, los hoteles del Centro Histórico se estuvieron surtiendo de agua por las noches para evitar afectar las vialidades.

Rechazó que el gasto extra que están haciendo los hoteleros repercuta en las tarifas para los clientes.

La empresa Fibra Uno, administrador de tres edificios en Paseo de la Reforma (Reforma Latino, Torre Diana, Torre Mayor, destina cada día de la contingencia hasta 12 mil pesos por inmueble para la compra de agua potable.

Esto es 36 mil pesos totales, detalló Felipe Flores, director de operaciones de Torre Mayor.

De acuerdo con estimaciones de Fibra Uno, mientras que un metro cúbico de agua del sistema tiene un costo de entre 20 y 25 pesos, para el caso de un metro cúbico comprado en pipas el costo puede ser de entre 95 y 120 pesos.

Fuente: Reforma, Sección Ciudad, 07 de Noviembre, 2018

Socios Estratégicos