Temen textileros severo golpe

Publicado: 16 noviembre, 2017

Advierte la Canaintex que fin del TLC pondría en riesgo las exportaciones. Señala la Canaintex que modificar o eliminar tratado sería devastador. Para la industria textil de México, la cancelación o cambio de los términos bajo los cuales opera actualmente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) causaría una afectación muy severa, explicó José Cohen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex).

El textil es de los únicos sectores que están en la agenda de la renegociación, de hecho, forma parte de los temas a discutirse en la ronda que se está celebrando en la Ciudad de México.

Esto se debe a que bajo las condiciones actuales, la industria textil es una de las más beneficiadas con el acceso al mercado de Estados Unidos con preferencias arancelarias. Si no hubiera Tratado, los textiles mexicanos tendrían que pagar arancel que va de 16.6 a 32.5 por ciento para algunos productos.

“Se pondría en riesgo una parte importante de las exportaciones. En el caso de la eliminación del acuerdo o de aceptarse como tal la postura estadounidense, que es algo que nosotros como industria no aceptaríamos bajo ningún motivo, tendría un impacto negativo en las ventas al exterior.

“Si el TLC llegara a cancelarse, el impacto sería devastador para la industria mexicana”, explicó Cohen en entrevista con REFORMA.

En este acuerdo operan mecanismos de reglas de origen que permiten obtener acceso al mercado sin tener que pagar el arancel correspondiente.

El primero es la regla de hilo en adelante (yarn forward), que dice que se consideran como originarios aquellos productos cuyos tejidos se hacen con hilos que son fabricados en la región, sin importar cuál es el origen del insumo para los filamentos.

Sin embargo, la cadena de suministro de prendas de vestir en la región utiliza textiles y otros insumos que no cumplen con esta regla tan estricta y en consecuencia, se crearon los niveles de preferencia arancelaria (Tariff Preference Levels; TPL, por sus siglas en inglés).

Estos permiten que ciertos tipos de telas o confecciones prefabricadas se incorporen a la ropa y de todos modos puedan acceder con ciertos beneficios o descuentos de este arancel que es alto.

Sin embargo, una de las propuestas que la administración de Estados Unidos puso en la mesa en esta negociación es que las ventajas que se han ofrecido por años desaparezcan.

“(EU) Busca endurecer la regla de origen de la industria, de hilo en adelante, quitando niveles de preferencia arancelaria y quitando flexibilidades adicionales que estaban desde la primera versión del TLC”, puntualizó.

Con el arancel que se tendría que pagar y debido a que hay muchos otros proveedores de importación para EU, lo más probable es que la porción de mercado que tienen los productos mexicanos la ganaran otros que sí mantendrían las preferencias, particularmente los países de América Central.

Desplazados

En caso que los textileros mexicanos perdieran las ventajas arancelarias que les da el TLC, otros países ocuparían su sitio.

PROVEEDORES DE PRENDAS DE VESTIR, EU

(Millones de dólares, acumulado enero- septiembre de cada año)

 

2015

2016

2017

China

25,553  

23,109  

22,175

Vietnam

8,110

8,245

8,770

Bangladesh  

4,157

4,177

3,946

Indonesia

3,776

3,650

3,508

India

3,046

3,025

3,049

México

2,898

2,683

2,840

Honduras

2,080

1,980

1,951

Fuente: Oficina del Censo de EU

Fuente: Reforma Sección Negocios16/11/17

Socios Estratégicos