Acelera Covid automatización de centros de distribución

Publicado: 13 agosto, 2020

A raíz de la pandemia, las compañías tuvieron más pedidos en línea y elevaron la inversión para automatizar sus centros de distribución.

Un puñado de robots de bodega ayudaron a American Eagle Outfitters Inc. a lidiar con una oleada de pedidos en línea durante los confinamientos por el coronavirus, al tiempo que los consumidores llenaban carritos de compras digitales con sudaderas, leggings y pijamas.

Ahora la compañía está intensificando su uso de la automatización: está instalando otros 26 robots para manipular prendas en sus principales centros de distribución en EU, convirtiéndola en la compañía más reciente que aumenta su inversión en tecnología logística al tiempo que la pandemia del coronavirus trastoca los canales de ventas y cadenas de suministros.

Las unidades del tamaño de un quiosco, del proveedor de robótica Kindred Systems Inc., echan mano de brazos mecánicos, visión computarizada e inteligencia artificial para clasificar montones de prendas.

Ofrecen labor estable para ayudar a los trabajadores a organizar pedidos y reducir el amontonamiento en el piso de la bodega, donde la compañía dijo que un humano puede manejar múltiples robots en vez de estar parado junto a otros trabajadores.

“Antes del Covid, si la demanda crecía 50%, salías a contratar 300 personas más”, señaló Shekar Natarajan, vicepresidente senior de inventario y cadena de suministros global para American Eagle Outfitters, quien señaló que las ventas vía comercio electrónico de sus marcas American Eagle y Aerie se dispararon luego del cierre de las tiendas en marzo.

“Ahora es muy difícil porque también tratas de asegurarte de mantener a salvo a tus empleados”, comentó Natarajan. “De hecho, no puedes traer a entre mil y dos mil personas no capacitadas al centro de distribución y mantener condiciones laborales libres de peligro”.

La zozobra a raíz de la pandemia está obligando a más compañías a considerar la automatización de distribución y entrega, al tiempo que una avalancha de clientes en línea y las prácticas de distanciamiento social al interior de operaciones en bodegas se agregan a los retos en redes de logística agobiadas.

Aunque las operaciones de distribución aún dependen en gran medida de trabajadores humanos, algunas compañías han estado incorporando más tecnología en años recientes al buscar incrementar la producción y manejar altibajos en la demanda de manera más eficiente.

El Covid-19 está acelerando ese cambio.

Más de la mitad de los operadores de almacén que respondieron a un reciente sondeo aplicado por Honeywell Intelligrated, la división de automatización de bodegas de Honeywell International Inc., dijo estar más dispuesta a invertir en automatización a causa de la pandemia.

Las compañías de comercio electrónico mostraron el mayor cambio, con el 66% diciendo que estaba dispuesto a hacerlo, seguido por compañías de alimentos y bebidas y proveedores de logística, con 59% y 55%, respectivamente.

Alrededor de la mitad de los encuestados que habían invertido en automatización indicó que era útil para el negocio durante la pandemia, con muchos citando como beneficio su capacidad para seguir operando con menos personal in situ, arrojó el sondeo, que encuestó a 434 profesionales del ramo en EU en abril y mayo.

Alrededor del 39% de los profesionales en manufactura y cadenas de suministros reveló que sus organizaciones utilizan robótica y automatización, arrojó un sondeo de MHI, un grupo de la industria que representa a productores de equipos y tecnología para manejo de material y logística.

Se espera que la adopción alcance el 58% en el siguiente año o dos, y el 73% en los próximos tres a cinco años, mostró el sondeo.

Los proveedores tecnológicos señalan que compañías más pequeñas que antes estaban al margen ahora están preguntando seriamente sobre automatización, especialmente sobre opciones de menor costo como robots colaborativos que trabajan junto a humanos.

Otros negocios analizan sistemas de micro distribución que caben en la parte trasera de tiendas o pequeños centros de distribución urbanos para ayudar a abarroteros y minoristas a surtir pedidos en línea de manera más rápida.

El número de llamadas de ventas que recibe IAM Robotics Inc., una compañía en el área de Pittsburgh que produce robots móviles autónomos, ha aumentado más del doble este año, destacó Tom Galluzzo, CEO de la empresa.

“Ha extendido la gama de personas que buscan automatización”, mencionó Galluzzo. “No es sólo para compañías Fortune 500”.

Las compañías que ya tenían instalada automatización de logística cuando azotó la pandemia también están elevando su inversión en tecnología.

Hace unos años, FreshDirect LLC, una tienda de abarrotes en línea con sede en Nueva York dirigido a mercados regionales en el noreste de EU, gastó millones de dólares en un enorme centro de distribución altamente automatizado en el Bronx, con más de 60 mil metros cuadrados de espacio utilizable. La demanda de entregas a domicilio se disparó durante la pandemia, particularmente en mercados suburbanos fuera de la base usual de la compañía de clientes urbanos.

Ahora la compañía planea instalar tecnología de micro distribución de la startup de robótica estadounidense-israelí Fabric en unas instalaciones más pequeñas en las afueras de Washington, D.C., para agilizar la entrega de abarrotes a clientes en esa región a tan sólo dos horas, incrementando sus entregas de un día para otro ahí.

No obstante, la incertidumbre económica ha hecho que algunos negocios hagan una pausa en el gasto, incluyendo inversiones en automatización.

Se anticipa que la pandemia debilite los envíos globales de robots industriales este año, estimó la firma de investigación de mercados Interact Analysis en un reporte reciente.

Las compañías que aplazaron proyectos de automatización este año probablemente avanzarán esos planes en el 2021, señaló el reporte, aunque aún se espera que los ingresos y envíos de proveedores de robots colaborativos crezcan en dos dígitos este año.

Teradyne Inc., productor de equipos con sede en North Reading, Massachusetts, anunció que la pandemia deprimió sus ingresos de segundo trimestre en su segmento de automatización industrial a raíz de debilidad en la manufactura global. Pero subsidiarias especializadas en robots móviles registraron avances en las ventas comparado con el mismo periodo del 2019.

La compañía espera que las ventas repunten en el tercer trimestre y crezcan entre 20% y 35% con el tiempo, afirmó Sanjay Mehta, su director financiero, en una llamada sobre el reporte de ganancias el 22 de julio.

Fuente: Reforma, The Wall Street Journal, 13 agosto, 2020

Socios Estratégicos