Agudiza su caída crédito al consumo

Publicado: 1 septiembre, 2020

Suma 4 meses a la baja. Advierte julio declive real anual de 9.2%, el mayor desde abril pasado

El crédito al consumo de la banca comercial, que es el otorgado por tarjetas de crédito, préstamos personales y de nómina, hiló en julio su cuarta y más aguda caída desde que inició la pandemia del Covid-19 en México.

De acuerdo con el informe de Agregados Monetarios y Actividad Financiera del Banco de México (Banxico), el financiamiento al consumo cayó en julio por cuarto mes consecutivo y registró una caída real anual de 9.2 por ciento.

La caída en junio fue de 6 por ciento real anual y esta cifra ya venía de una reducción de 3.8 por ciento en mayo y de 1.6 por ciento en abril de 2020.

La cartera de crédito vigente otorgada al sector privado por la banca comercial creció 1.1 por ciento real anual en julio de este año, a 4.8 billones de pesos, pero el crédito al consumo disminuyó 8.9 por ciento.

Alejandro Cecchi, presidente del Comité de Negocio Crediticio de la Asociación de Bancos de México (ABM), dijo que julio y agosto son meses en los que el crédito mediante tarjetas o préstamos personales tendía a subir porque las personas que vacacionaban lo usaban para pagar un viaje, su avión u hotel, pero este año no lo hicieron por el Covid-19.

Incluso, era común que a mediados de año las personas cambiaran su auto y esto es algo que tampoco ha pasado.

A raíz de la pandemia mucha gente se quedó sin empleo o le bajaron sus ingresos, con lo que al no tener forma de comprobar ingresos hizo más difícil que pudiera tener acceso a un crédito, explicó.

La caída del crédito al consumo registrada en julio obedece también a que el gran número de personas que se adhirieron al programa de 4 y 6 meses de diferimiento de pagos de capital e intereses no están tomando créditos nuevos y probablemente lo haga hasta que termine sus plazos.

“Son tres factores complejos, estamos en un periodo en donde muchos clientes se han inscrito y obviamente hasta no salir de ese periodo claramente el gasto en ese tipo de crédito está restringido.

“Todo mundo está recluido, muy poca gente salió de viaje y es un efecto también de demanda; no hay consumo, nadie viaja, nadie se compra coche, electrodomésticos, no necesitan tomar crédito ni tarjetas si no necesitan pagar un avión o consumir”, señaló Cecchi.

Se espera que para septiembre y octubre, cuando ya estarán reabiertas muchas más actividades, las personas empiecen a consumir más y puedan verse algunos repuntes en este indicador, aunque será de poco en poco.

Los primeros segmentos en recuperarse podrían ser el crédito automotriz y las tarjetas de crédito, cuando la gente vuelva a viajar o a consumir en restaurantes.

Baja crédtio vigente

En el saldo de la cartera de crédito vigente de la banca comercial al sector privado, el crédito al consumo disminuyó 8.9 por ciento real anual en julio de 2020.

CARTERA VIGENTE EN CRÉDITO AL CONSUMO

(Julio 2019 contra julio 2020, crecimiento real anual)

Tarjetas de crédito -10.9%
Nómina -3.9
Personales -17.4
Bienes de consumo duradero -0.2
Automotriz -1.6
Adquisición de bienes muebles 15.3
Otros -12.6

Fuente: Banxico.

Fuente: Reforma, Negocios, 1 septiembre, 2020

Socios Estratégicos