Buscan grandes marcas que rellene su jugo, champú, nieve, cereal

Publicado: 25 enero, 2019

Los fabricantes más importantes del mundo de champú, detergente y alimentos empaquetados harán la prueba de vender sus productos en envases reutilizables, al adoptar un modelo estilo lechero para abordar crecientes preocupaciones sobre los desechos plásticos. Procter & Gamble Co., Nestlé SA, PepsiCo Inc. y Unilever PLC están entre 25 compañías que, este verano, comenzarán a vender algunos productos en vidrio, acero y otros envases diseñados para ser devueltos, lavados y rellenados.

Los detractores cuestionan si el proyecto logrará una gran escala, en vista de costos elevados y conductas arraigadas del consumidor. Sin embargo, si tienen éxito, las compañías dicen que los esfuerzos reducirán el desperdicio de los empaques de un solo uso. También podría ser una forma de atraer a consumidores preocupados por la ecología, recopilar datos y fomentar lealtad de marca.

“A veces me pregunto si es una acusación justa decir que estamos en el negocio de la basura de marca”, dijo Alan Jope, director ejecutivo de Unilever, en una conferencia el martes, al añadir que la compañía debe hacer más en materia de desperdicios plásticos. “Eso es lo que le importa a la gente en este momento”.

Unilever venderá nueve marcas en envases rellenables como parte de la iniciativa, que será operada por la compañía de reciclaje TerraCycle Inc. e iniciará con 5 mil compradores en Nueva York y París en mayo. El programa piloto se extenderá a Londres en el curso de este año y a ciudades que incluyen a Toronto y Tokio el año próximo, de acuerdo con TerraCycle.

Unilever calcula que un envase de acero rellenable para sus desodorantes en barra Axe y Dove durará ocho años, tiempo suficiente para evitar el desecho de hasta 100 paquetes de desodorante tradicionales.

Los envases rellenables alguna vez dominaron industrias como la de la cerveza y los refrescos, pero perdieron posición ante envases convenientes y baratos de un solo uso.

Aunque un puñado de emprendedores ha fundado negocios que venden champú y detergentes en envases de refill, y algunos supermercados venden artículos a granel para consumidores que llevan sus propios envases, es una práctica de nicho.

“Desde un punto de vista filosófico, tenemos que ser asertivos y aprender sobre estas cosas”, dijo Simon Lowden, presidente del grupo de refrigerios global de PepsiCo, quien también encabeza un grupo de trabajo sobre desechos plásticos. “La gente habla sobre reciclabilidad y reutilización y dice que le gustaría estar involucrada en ayudar al medio ambiente, así que veamos si es cierto”.

PepsiCo venderá su jugo de naranja Tropicana en botella de vidrio y el cereal Quaker Chocolate Cruesli en un envase de acero inoxidable como parte de la prueba.

P&G venderá 10 marcas, incluyendo el champú Pantene en una botella de aluminio, el detergente para ropa Tide en un envase de acero inoxidable y un cepillo de dientes Oral B con un mango durable y una cabeza reemplazable.

“Realmente se trata de un nuevo sistema de entrega y de asegurar que una vez que la gente está enganchada en esto permanezca con el producto”, indicó Virginie Helias, directora de sustentabilidad de P&G.

Los compradores elegidos por las compañías para la prueba podrán pedir cientos de productos -incluyendo la nieve Häagen-Dazs de Nestlé y toallitas húmedas de Clorox Co.- en un sitio de internet para entregas a domicilio. Los productos llegan en un morral reutilizable sin empaque adicional. Una vez que se termina el producto, los usuarios programan la recolección de los envases vacíos a domicilio para que sean lavados y rellenados. Se pueden inscribir a un servicio basado en suscripción para reabastecer los productos una vez que los envases vacíos son devueltos. TerraCycle manejará las entregas, las devoluciones y la limpieza.

Los productos costarán aproximadamente lo mismo que las versiones en envases de un solo uso, pero los usuarios también tendrán que pagar un depósito de entre 1 y 10 dólares por envase. Los cargos por envío inician en aproximadamente 20 dólares y se reducen con cada artículo agregado.

“Reciclar no es la respuesta a la basura”, señaló Tom Szaky, director ejecutivo de TerraCycle. “El problema real es cómo solucionamos el desperdicio y la raíz del desperdicio es la facilidad para desechar”.

Los partidarios de los envases de refill dicen que éstos pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los desechos y el consumo de energía. Una botella que se rellena cinco veces como parte del proyecto tiene un impacto equivalente a cinco botellas de un solo uso cuando se toma en cuenta el uso de recursos y la emisión de contaminantes, calcula TerraCycle. Cada uso posterior es una mejora incremental para el medio ambiente, menciona.

Es poco probable que el proyecto sea rentable en el futuro cercano en vista de su pequeña escala. Las compañías han tenido que invertir entre seis y siete cifras por producto para subsidiar precios y desarrollar empaques, entre otras cosas.

“Simplemente tienes que empezar por algún lado para hacer la prueba y ver cuáles son las barreras y quién adopta en realidad el modelo”, indicó David Blanchard, director de investigación y desarrollo de Unilever. “Si hay gente suficiente entonces puedes llevarlo a escala”.

Unilever participó en un programa piloto en el 2010 para vender detergente para ropa en envases de refill, pero ese esfuerzo fracasó en parte debido a que los consumidores no les gustaba la inconveniencia de lavar envases y llevarlos de vuelta a las tiendas para rellenarlos, destacó Blanchard. La prueba próxima es más conveniente porque los consumidores no tienen que limpiar los envases ni devolverlos físicamente a las tiendas.

Susan Collins, directora del Instituto de Reciclaje de Envases, consideró que las elevadas cuotas de depósito podrían ser un obstáculo de entrada para muchos consumidores. “Parece que sólo busca atraer a los compradores más ecológicos y virtuosos”, señaló.

TerraCycle espera reclutar a los grandes minoristas para que, a la larga, los clientes compren y devuelvan la mayoría de los productos en tiendas o en línea a través de los minoristas, lo que reduciría los costos del proyecto y ampliaría su alcance. Hasta ahora, el gigante de supermercados francés Carrefour SA se ha incorporado. TerraCycle dijo estar negociando con socios potenciales en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Fuente: Reforma Sección Negocios, Enero 25, 2019

Socios Estratégicos