COVID-19 ha afectado a casi un tercio de los consumidores globales

Publicado: 12 octubre, 2020

 El desempleo y la reducción de ingresos han impactado negativamente a consumidores de todo el mundo, pero especialmente en regiones de América, África y Oriente Medio.

  • 4 factores determinarán los patrones de consumo futuros: reajustes en compra, en la justificación de gastos, asequibilidad y el papel de las personas en el hogar.

Ciudad de México, a 12 de octubre de 2020.- Durante las etapas tempranas de la contingencia sanitaria por COVID-19, la preparación para la cuarentena y la restricción de actividades fueron los factores principales de decisión de compra de los hogares a nivel global. La información noticiosa funcionaba como guía de impulso de compra y se presentaron casos de compras de pánico relacionadas con artículos de primera necesidad y de salud e higiene. Sin embargo, de acuerdo con los últimos análisis de Nielsen, estos factores han cambiado radicalmente.

De acuerdo a la encuesta de Nielsen “The News Shopper Normal”, COVID-19 ha impactado personalmente a casi un tercio de los consumidores globales, y se espera que esta cantidad aumente. 32% de los encuestados se vio afectado en temas de salud, por pérdida de empleo, o ambas. En América Latina, 49% se vio impactado, seguido por África Oriente Medio con 38% de consumidores impactados. En América del Norte, 38% de las personas fueron afectadas.

Ahora, en la llamada “etapa de ajuste de vida en medio de rebrotes y vuelta a las actividades con medidas sanitarias”, se presentan nuevos factores que orientan al consumidor, el desempleo y la disminución de ingresos que llevan a una revisión de prioridades orientada por la conciencia de gastos.

Nielsen ha detectado 4 patrones emergentes sobre las decisiones de compras a futuro en los diferentes canales, reajuste de canasta, de la persona en el hogar, de la justificación de compra y asequibilidad. Los cuatro están respaldados por el aumento de los niveles de desempleo y las preocupaciones sobre el futuro de la economía.

Los consumidores impactados deben priorizar los productos básicos de la canasta emergente así como el gasto en el hogar, que seguirá siendo el centro de las actividades de las personas. Sin dinero extra para gastar, los consumidores se vuelven reacios al riesgo y buscan productos y servicios que brinden valor, calidad y tranquilidad.

Adicionalmente, también estos factores se verán afectados por condiciones externas: las medidas de salud se integran en todos los ámbitos de la vida, limitando la visita a ciertos canales de compra, los cierres o restricciones comerciales persisten o reaparecen modificando el consumo y la disposición a gastar en lujos y entretenimiento está limitada por factores económicos y de seguridad. Los picos masivos de desempleo, la incertidumbre económica y la caída en la confianza del consumidor se suman para un escenario complejo que afectará directamente lo que la gente compra, en dónde lo hace, por qué y para qué.

De igual forma, habrá una polarización de comportamiento como respuesta de las circunstancias: los factores socioeconómicos diferenciarán los comportamientos de los consumidores con poder de compra y los restringidos.

Mientras que los consumidores no afectados comprarán con más cuidado el tamaño de la despensa, mantendrán un stock mayor y más amplio de productos “esenciales”, los restringidos minimizarán el almacenamiento. Para estos últimos, cada compra tiene mayor importancia y se buscan categorías para satisfacer necesidades esenciales y discrecionales. Los consumidores con poder de compra, por el contrario, buscan lujos dentro de las categorías para compensar los viajes y el entretenimiento que ella no pueden disfrutar de manera segura.

En relación con la categoría “Hágalo usted mismo”, ambos tipos de consumidores coinciden: ya sea por personalizar y ampliar las soluciones de atención y alimentación en el hogar, o por ahorrar, ambos están explorando mucho más este tipo de opciones.

Finalmente, los factores macroeconómicos están afectando a todo tipo de personas. El precio se vuelve más un factor de compra a medida que mejora la disponibilidad del producto, pero en general se están haciendo ajustes al gasto.

Considerar estos patrones de consumo permitirán a las empresas seguir satisfaciendo las necesidades nuevas y emergentes de los consumidores considerándolas como 4 respuestas claras acerca de los consumidores después del impacto prolongado del coronavirus.

ACERCA DE NIELSEN

Nielsen Holdings plc (NYSE: NLSN) es una compañía global de medición y análisis de datos que provee la visión más completa y confiable de consumidores y mercados en el mundo. Nielsen está dividida en dos unidades de negocio. Nielsen Global Media que provee a las industrias de medios y publicidad con métricas objetivas, independientes y confiables que crean el entendimiento común que la industria necesita para operar. Nielsen Global Connect, la cual proporciona a la industria de bienes de consumo masivo y retailers información confiable, accionable e insights, así como una visión completa del mercado, su complejidad y constante cambio necesarios para que las empresas puedan innovar y crecer. Nuestro enfoque une datos de Nielsen con información de otras fuentes para ayudar a nuestros clientes alrededor del planeta en el entendimiento de lo que sucede ahora y lo que pasará en el futuro, y cómo actuar correctamente con dicho conocimiento. Como una de las 500 empresas más importantes de S&P, Nielsen tiene operaciones en más de 90 países, cubriendo el 90% de la población del mundo. Para más información visite www.nielsen.com