Cómo quedó el pacto comercial EU-México

Publicado: 28 agosto, 2018

Estados Unidos y México alcanzaron un acuerdo en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). Entérate qué diferencias resolvieron y cuáles son los principales cambios.

¿Bilateral o trilateral?

Hasta ahora, el entendimiento sólo es bilateral. De hecho, el Presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que llamarán al pacto Acuerdo Comercial Estados Unidos-México, deshaciéndose del nombre Tratado de Libre Comercio de América del Norte. No obstante, se espera la reincorporación de Canadá a las conversaciones; si lo hace y se logra un acuerdo, se mantiene el Tratado trilateral.

Vigencia

Estados Unidos y México acordaron una vigencia de 16 años para el acuerdo comercial y revisiones sexenales; es decir, a los 6 años habría una primera revisión y, si las partes coinciden en la evaluación y los resultados, se extendería otros 16 años. El planteamiento estadounidense de tener una cláusula de terminación anticipada (“sunset”), una expiración automática cada 5 años, quedó fuera.

Solución de controversias

México habría accedido a eliminar el Capítulo 19 de resolución de disputas, que permite que exportadores puedan pedir paneles binacionales independientes cuando les afectan decisiones comerciales desleales; sin embargo, queda en espera la versión definitiva. Permanecen los Capítulos 11, relativo a conflictos inversionistas-Estado, y 20, respecto a controversias Estado-Estado.

Industria automotriz

A partir de 2020, para no pagar un arancel de 2.5 por ciento en la exportación, los autos comercializados entre Estados Unidos y México deben tener 75 por ciento de insumos de dichos países, más que el 62.5 por ciento actual. También se exigiría que 40 por ciento de los vehículos ligeros y 45 por ciento de pickups y pesados sean producidos por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora.

Otros sectores

  • Comercio electrónico: Las importaciones vía e-commerce o mensajería libre de arancel suben de 50 a 100 dólares para México.
  • Energía: Se incluye protección a la inversión, pero se ajustó la redacción a la política económica del próximo Gobierno mexicano.
  • Sector agroalimentario: Se elimina cualquier propuesta sobre estacionalidad en el comercio que beneficie a Estados Unidos.
  • Textil: Aumenta el uso de fibras, hilos y telas fabricados en Estados Unidos, limitando el uso de insumos de países fuera del acuerdo.
  • Laboral: Se agrega un anexo donde México se compromete a adoptar estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
  • Regulación: Se promueve compatibilidad regulatoria en dispositivos médicos, productos farmacéuticos, cosméticos, químicos y TICs.

Tiempos del proceso

La Administración de Trump enviaría este viernes 31 de agosto al Congreso estadounidense su carta de intención del acuerdo, lo cual no excluye la posibilidad de sumar a Canadá. Iniciaría un periodo de 90 días de revisión y se ratificaría a finales de noviembre. El texto estaría autorizado y listo para ser promulgado en febrero o marzo de 2019. México debe hacer su propio proceso legislativo.

Fuente: Reforma, Sección Negocios, Agosto 28, 2018