Limitan protección a manufactura

Publicado: 29 mayo, 2019

Con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las empresas del sector manufacturero que venga a invertir al País ya no tendrán una protección tan directa como ocurre actualmente con el Tratado de Libre  Comercio de América del Norte (TLC). En el nuevo acuerdo y en lo que refiere a la solución de controversias (capítulo 14), el procedimiento inversionista-Estado podrá ser utilizado sólo por cinco sectores: energía, electricidad, telecomunicaciones, transporte e infraestructura, aseguró Linda Pasquel, directora jurídica de IQOM Inteligencia comercial.

Por lo tanto, señaló, las empresas que pertenezcan al sector manufacturero estarán limitadas a usar este recurso y tendrán que acudir directamente al mecanismo Estado-Estado.

“Si en el sector manufacturero quieren impugnar una violación de sus derechos en el capítulo de inversión, en lugar de irse (la empresa afectada) a un tribunal internacional van a tener que convencer al Gobierno (de su país) que arme un caso que se vayan por el mecanismo Estado-Estado, entonces es menos ágil, pero sí están protegidos”, detalló Sergio Gómez, director general de IQOM Inteligencia comercial.

Con el mecanismo de protección inversionista-Estado, la empresa afectada puede acudir a un tribunal internacional para resolver sus disputas con el país en el que está invirtiendo, mientras que en el Estado-Estado, es necesario que las autoridades de la nación reclamen, en nombre de empresa, a otro Gobierno.

Además, si en un caso de inversionista-Estado se falla a tu favor de la empresa, se le compensa a ésta, pero en el mecanismo Estado-Estado se compensa a nivel Gobierno, destacó Gómez.

El sector manufacturero se distingue porque hay muchas plantas extranjeras instaladas en el País, principalmente en el norte y Bajío.

Aunque hay mucha inversión de ese sector, Gómez recalcó que no se suelen usar mucho dichos mecanismos, pues el Gobierno mexicano ha respetado los derechos de los inversionistas en esta área.

Para usar el mecanismo Estado-Estado bajo el T-MEC, tendría que darse un caso en el que, por ejemplo, a las plantas dedicadas a la fabricación de autopartes para la industria automotriz se les cambiaran sus condiciones de inversión, pero aún así tendrían herramientas de protección las empresas extranjeras, comentó el directivo.

A diferencia del T-MEC, hoy en día, con el TLC, todos los sectores pueden hacer uso del mecanismo inversionista-Estado, agregó Pasquel.

(Fuente: Reforma / Distrito Federal / Internet, Información, 00:00, 29/05/2019)

Socios Estratégicos